·

Nuevo modelo para contratar talleristas en Cultura

Deberán presentar un proyecto anual y estar inscritos en el Registro de Talleristas. Trabajadores de Cultura se manifestaron en contra.

A continuación, el comunicado del Gobierno:
«La Secretaría de Cultura de la provincia definió un nuevo régimen de talleres culturales, aplicando un modelo de gestión ordenado que garantice la prestación de este importante servicio. La suspensión de los talleres bajo el esquema anterior estaba argumentada en las irregularidades en el manejo de las horas cátedras, que fuera observado por el Tribunal de Cuentas y que generara una serie de denuncias judiciales.
Según la resolución, firmada por el secretario Hugo Santos, a partir de la puesta en funcionamiento del nuevo sistema, se establecerá un “Plan Anual de Talleres Culturales con un cronograma que incluya las actividades que se contempla realizar en el año”. Dicha planificación tendrá que “atender de manera especial al equilibrio territorial de la oferta, tomando en consideración las necesidades, demandas y particularidades de todo el territorio de la Provincia”.
Para el dictado de talleres, deberá presentarse un proyecto y se requerirá de manera obligatoria la “inscripción en el Registro de Talleristas” en donde deberán constar una serie de datos personales, laborales y fiscales.
La nueva modalidad prevé que la Secretaría de Cultura “designará un Comité de Evaluación a los efectos de seleccionar los proyectos que mejor se adecuen a la convocatoria, para lo cual se tendrán en cuenta las características del proyecto, títulos, idoneidad y antecedentes del postulante.
Además se establece que el responsable de cada taller estará obligado a confeccionar en cada una de las clases un parte informativo, donde consten las tareas realizadas, listado de alumnos presentes y ausentes y cualquier otra novedad relativa al desarrollo de la clase. También la propia secretaría podrá disponer de personal para verificar cuestiones vinculadas al dictado de los talleres. En este sentido habrá también presentación de informes durante el transcurso de los talleres y, al finalizar el mismo, un “informe final” donde presente los resultados alcanzados conforme los objetivos trazados al inicio del mismo.
Al término de cada ciclo, la Comisión Evaluadora deberá expedirse a través de un informe sobre el desarrollo y cumplimiento de objetivos de cada taller».
Sin embargo, el delegado de los talleristas Jorge Bernard calificó este nuevo modelo de «payasada» y sostuvo en Radio Fueguina que lo que se busca es quitarle derechos a los trabajadores de Cultura, ya que los obliga a convertirse en monotributistas y tercerizar el pago de haberes.
En la misma línea, sostuvo que continuarán con sus reclamos y buscarán la postergada reunión con el flamante Secretario de Cultura para destrabar el conflicto.