·

Paulino Rossi, en contra del nuevo Código Fiscal de la Provincia

"El Gobierno quiere que el esfuerzo lo haga el contribuyente y no los grandes tenedores de tierra", recriminó el concejal riograndense. Criticó que la norma impulsada por el gobierno castiga al consumidor final.

El Concejal Paulino Rossi criticó con firmeza la aprobación de la nueva Ley Tributaria de la Provincia. Aseguró que «se busca una presión tributaria muy fuerte sobe el vecino». Remarcó que con esta Ley «lo que se ha hecho es una fuerte presión al consumo, no lo pagan las empresas, sino directamente el consumidor final» y por ello adelantó un rechazo total desde el bloque porque «no compartimos en lo más mínimo, la generación de un impuesto a las 4 de la mañana de un día sábado, sinceramente no es normal y no hay antecedentes de casos anteriores». Recordó las críticas de la Legisladora Myriam Martínez y el vicegobernador Arcando al entender que » la tributaria que queríamos aplicar desde le Municipio el año pasado no era el problema, sino que ellos tenían un paquete de medidas de ajuste que fueron aprobadas en la Legislatura».
El Concejal Paulino Rossi salió al cruce de la aprobación de la nueva Ley Tributaria de la Provincia y adelantó el rechazo del bloque radical al entender que «es una norma que beneficia al que más tiene y atenta contra los vecinos», al tiempo que remarcó que «no compartimos en lo más mínimo la generación de un impuesto a las 4 de la mañana de un día sábado, sinceramente no es normal y no hay antecedentes de casos anteriores».
En este sentido el edil señaló que hay un tema que tiene directa injerencia en el Concejo Deliberante que es la creación del nuevo impuesto inmobiliario provincial que «requiere de la adhesión del Municipio y del Concejo Deliberante para poder instrumentarlo, donde el 40% queda para la provincia, y el 60% para el Municipio, cuestión que como bloque político no compartimos en lo más mínimo», puntualizó el edil.
Además agregó que se «eleva no solamente la valuación sino también la aplicación de la alícuota, cuestión que no resiste el más mínimo análisis jurídico, no se sabe cual será el impuesto porque esto se elevó en un cien por ciento, para que el Ministerio de Economía determine lo que le parezca en función de las necesidades de caja», dijo, al tiempo que destacó que «el Municipio será el ente recaudador del nuevo tributo, donde además de perder autonomía tributaria, implica duplicarle por lo menos el impuesto al contribuyente para que al Municipio le quede solamente lo que venía cobrando antes, cuestión que en lo más mínimo comparto», especificó.
Asimismo el edil recordó que desde el «Ejecutivo se venía trabajando en profundizar este proceso de reforma tributaria para que sea más progresiva, lo cual implica que pague lo que más tienen, por eso se planteaba congelar el pago de tributos del vecino que tiene una sola vivienda, o vivienda unifamiliar, y si generar fuertes alícuotas progresivas, o sea que pague mucho más aquellos que tienen mucha tierra ociosa, de hecho el impuesto la baldío y el impuesto improductivo son dos herramientas que se iban a seguir profundizando».
En tal sentido Rossi ejemplificó señalando que «alguien que tiene una sola vivienda paga diez pesos, alguien que tiene un terreno baldío iba a pagar cinco veces más, por terreno una tierra ociosa y no ponerlo dentro del mercado inmobiliario, y darle la posibilidad de que la gente pueda adquirir un terreno, en esta lógica veníamos trabajando, pero la aplicación a adherir a esta ley provincial significa no poder cobrar más este tipo de tributos, y que el mayor esfuerzo ahora lo tenga que hacer el vecino común, y no los grandes tenedores de tierra».
Por tal motivo exteriorizó que «al realizar un análisis de toda la tributaria lo que se ha hecho es una fuerte presión al consumo, no lo pagan las empresas, sino directamente el consumidor final, entonces nosotros como bloque no vamos adherir a esto, y hay que realizar un fuerte planteo de que cuando salen normas aprobadas a ultimo momento, siempre se sabe que hay errores y hay que analizarlo desde lo jurídico, pero me llama muchísimo la atención, como por ejemplo la Legisladora Myriam Martínez o el actual Vicegobernador Arcando nos criticaron por tratar de querer sacar una tributaria sobre tabla, cuando en realidad quedó demostrado que el problema no era el mecanismo o la tributaria que queríamos aplicar, sino que ellos tenían un paquete de medidas de ajuste que fueron aprobadas en la Legislatura».
En cuanto a una posible judicialización de la tarifaría, aseguró que «como todavía no salió ninguna reglamentación de la provincia, estamos hablando sobre supuestos, pero en caso de que se avance sobre una presión tributaria muy fuerte sobe el vecino, teniendo un impuesto inmobiliario municipal, y ahora uno provincial, sabiendo que hubo un pacto fiscal que se firmó en la década del 90, donde se ordenaron todos estos tipo de tributos para evitar este tipo de inequidades, habría que ver caso por caso, pero es un muy probable que habría que presentar las revisiones judiciales porque no habría sustento lógico, ni legal para pagar dos impuestos sobre los inmuebles de la ciudad».
Por último indicó que «al analizar el paquete de medidas que se han tomado haciendo un análisis técnico de manual de economía se están tomando medidas clásicas, ortodoxas, lo cual implica aumentos al impuesto al consumo, que implica sacarle poder adquisitivo al trabajador para generar mayor concentración de recursos en el gobierno provincial, que a su vez ha recibido un auxilio financiero muy importante a través de Nación de más seiscientos millones pesos, pero lo que se está haciendo es una gran concentración de recursos del gobierno provincial, con aumento de tributaria, y con el recupero de la deuda del Ipauss para aplicar un fideicomiso para realizar obra pública, pero no me siento identificado con este tipo de políticas económicas, teniendo en cuenta que desde el Municipio veníamos trabajando con una línea totalmente distinta respecto a la política tributaria»