·

La policía de Santa Fe detuvo a Cristian Lanatta y Schillaci

Estaban cerca de Cayastá, a 500 metros de donde cayó Martín Lanatta, según reveló el vicegobernador de la provincia, Carlos Fascendini. "Me lo comunicó personal del ministerio de Seguridad", confirmó

Cristian Lanatta y Víctor Schillaci fueron detenidos esta mañana en las cercanías de la localidad santafesina de Cayastá, confirmó el vicegobernador Carlos Fascendini.

«Los otros dos prófugos están detenidos por la policía de Santa Fe en las cercanías de Cayastá. Los ha detenido la Tropa de Operaciones Especiales de la provincia de Santa Fe, esto es reciente, está viajando el ministro (de Seguridad de Santa Fe, Maximiliano Pullaro) para allá», sostuvo Fascendini.

En declaraciones con el programa de radio Mañana Sylvestre, conducido por Gustavo Sylvestre, el funcionario provincial indicó que «personal del Ministerio de Seguridad» de la Provincia le confirmó la información.

Fascendini defendió la actuación de la Policía provincial y se quejó de que «la Provincia de Santa Fe fue siempre relegada en los operativos» de búsqueda de los prófugos.

Señaló que eso se dio «a partir del primer momento cuando se le comunicó cuatro horas después que había operativos en la localidad de San Carlos».

Subrayó que inicialmente «la provincia de Santa Fe siempre habló de un detenido» durante la jornada del sábado, cuando el Gobierno nacional llegó a confirmar que habían sido apresados todos los prófugos.

 

“Me pedían agua y comida”

El hombre tomado de rehén por los prófugos antes de ser detenido, realizó declaraciones a la prensa.

«No te hagás el tonto que sabés quiénes somos», le dijeron. Franco Martín reveló que los ahora detenidos lo «trataron bien» y que estaban armados.

Martín contó que «fue sorprendido por los rehenes» cuando entró este lunes a trabajar el molino arrocero, donde se desempeña como encargado: «me apuntaron con un revólver 9MM, me dijeron que colaborara con ellos, que me quedara tranquilo que no me iba a pasar nada».

Nota Relacionada: Hallaron la mochila de Schillaci, mientras continúan los operativos

«Me pedían agua y comida», destacó. El rehén de Schillaci y Cristian Lanatta aseguró que, cuando llegaron los efectivos de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) de Santa Fe, «los prófugos se estaban poniendo mi ropa y ya le habían sustraído la mochila».