·

Torturas en Malvinas: Declaran incompetente a la justicia federal del Chaco

La Jueza Federal de Resistencia ordenó remitir las actuaciones a la Justicia de Río Grande.

 

La titular del Juzgado Federal Nº2 de Resistencia, Zunilda Niremperger, declaró la incompetencia de la justicia federal del Chaco para seguir interviniendo en una causa iniciada por denuncias de excombatientes chaqueños contra sus superiores por estaqueamientos, falta de alimentación y abrigo durante la guerra de Malvinas.

En una resolución firmada el pasado 23 de noviembre, la titular del Juzgado Federal Nº 2 de Resistencia, Zunilda Niremperger, decidió declararse incompetente y remitir al Juzgado Federal de la ciudad de Río Grande (Tierra del Fuego) la causa iniciada en base a los testimonios de cinco excombatientes chaqueños que denunciaron haber sido víctimas de estaqueamientos, falta de alimentación, falta de abrigo y que fueron obligados a realizar ejercicios físicos extenuantes por parte de sus superiores durante la guerra de Malvinas. Fue en sintonía con lo solicitado por los fiscales que conforman la Unidad de Derechos Humanos de la Fiscalía Federal de Resistencia que consideraron que se trataban de delitos de lesa humanidad, por lo tanto imprescriptibles, pero que debían ser remitidos a la justicia federal de Tierra del Fuego por una cuestión de territorialidad y por conexidad con el expediente abierto desde el año 2007 en el juzgado federal de la ciudad Río Grande que ya cuenta con casi noventa testimonios similares recabados.

Según señala la resolución, a la que tuvo acceso chacodiapordia.com, Niremperger acordó con el dictamen de la Unidad de DDHH que conforman los fiscales federales Carlos Amad, Diego Vigay y Patricio Nicolás Sabadini y el fiscal coordinador del distrito Chaco, Federico Carniel.

 

El dictamen de los fiscales federales

“Los casos bajo examen, no hay dudas, deben ser caracterizados como crímenes contra la humanidad, de graves violaciones de derechos humanos, especialmente torturas, como así también abandono de personas o reducción a la servidumbre; cometidas por miembros de las fuerzas armadas, que fueron, si no fomentadas, al menos toleradas y ocultadas por las autoridades del gobierno dictatorial que decidió la ocupación militar de las Islas Malvinas”, consignaba el dictamen de los representantes del Ministerio Público Fiscal.

Los fiscales, además, había requerido que la jueza remita la causa al Juzgado Federal de Río Grande, Tierra del Fuego, por razones de competencia territorial y por conexidad con el expediente abierto en ese juzgado por casi 90 casos similares. Esa es la causa donde recientemente la Corte Suprema de Justicia de la Nación rechazó un recurso y, de esa forma, confirmó la prescripción de los delitos. Por tal motivo, el Centro de Ex Combatientes de las Islas Malvinas (CECIM) de La Plata recurrió el caso ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Asimismo, los representantes del Ministerio Público postularon que, una vez declinada la competencia, el nuevo juzgado interviniente tuviera en cuenta que tanto las víctimas como la gran cantidad de testigos mencionados por ellas en su denuncia residen en Chaco y Corrientes y que, en virtud de ello, instrumente sus declaraciones en la causa por la vía del exhorto o de la videoconferencia. A tal fin, la Fiscalía puso a disposición sus recursos técnicos y humanos y los de la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad.

 

(www.chacodiaxdia.com)