·

Un Jefe de la PSA se encadenó en el Juzgado Federal

El oficial jefe de Inteligencia Criminal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, Santos Santillán, decidió encadenarse y comenzar una huelga de hambre en la sede judicial para denunciar “hostigamiento” por parte de sus superiores.

 

En la jornada de ayer, finalmente tomó la decisión. El oficial jefe de Inteligencia Criminal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, Santos Santillán, llegó este mediodía a la sede del Juzgado Federal para encadenarse y comenzar una huelga de hambre.

El objetivo, explicó Santillán a Radio Fueguina, es denunciar “hostigamiento” y “persecución” por parte de la jefatura de la PSA, a quien acusó de haberle quitado la casa y el sueldo tras 36 años de servicio.

“Redacté un informe y no me lo quisieron de recibir”, dijo respecto a una investigación sobre trata de personas realizado en los últimos meses y que asegura sirvió para realizar recientes allanamientos positivos en “prostíbulos privados”. A pesar de esto, sostuvo que a diario recibía maltratos por parte de sus superiores, quienes lo impulsaban pedir el retiro.

Asimismo, relató que hace 2 meses le quitaron su sueldo por entender que no aprueba el examen psicofísico necesario para integrar fuerzas de seguridad, hecho final que motivó finalmente esta huelga de hambre y encadenamiento en sede judicial.

Crédito Foto: Ramón Taborda Strusiat