·

Mató a su familia por conducir 26 horas sin descansar

Iba de Río Negro a Bolivia y se accidentó en Salta. En el hospital reconoció que había dormido sólo una hora

 

 

 

Un accidente ocurrió durante la madrugada del martes en Pichanal, provincia de Salta, sobre la ruta nacional Nº 34 a la altura del kilómetro 1314.

Un Fiat Uno de color gris, que se desplazaba por esa arteria de sur a norte, volcó y quedó incrustado en un canal.

Al momento de llegar al lugar del suceso, la policía observó tres víctimas fatales: la familia del conductor, quien se encontraba en estado de shock. Su mujer Gabriela Bacías y sus dos hijos de 7 y 1 año de edad habían muerto.

El hombre, de 25 años, había manejando desde la provincia de Río Negro y su destino tenía lugar en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia. Y él mismo declaró que en la totalidad de su trayecto había descansado solo una hora, por lo que no dormía hacía 26.

Según consignó El Tribuno, el informe policial señaló que cuando el joven se quedó dormido, el auto tocó la banquina, se cruzó de carril, dio un vuelco y cayó a un canal colmado de agua y rodeado de tupida vegetación.

El hombre quedó internado en el Hospital San Vicente de Paul, de Orán, y le diagnosticaron politraumatismo y traumatismo cerrado de tórax y abdomen, con fractura en la clavícula izquierda, hematomas y escoriaciones. Los cuerpos de las tres víctimas fatales fueron ubicados en la morgue.