·

El martes comenzará a regir la baja de combustibles en la Patagonia

Fue promulgada la ley que extendió la rebaja en el precio. El gasoil saldrá más caro que la nafta.

 

El objetivo era restituir una ventaja histórica que la región perdió en la década del 90, cuando al sur del paralelo 42 se pagaba un precio diferencial, mediante un subsidio del Estado Nacional.

La norma, promulgada el miércoles en el Boletín Oficial, rige para toda la Patagonia, el distrito mendocino de Malargüe y el partido bonaerense de Carmen de Patagones.

La normativa propuso una reducción del 22 por ciento en las naftas y del 12 por ciento en el gasoil, a través de la modificación del Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC).

De esta forma, el precio actual de la nafta súper de YPF que es de $13,86, con la rebaja pasará a $10,81. La premium Infinia pasará de $15,68 a $12,23. Mientras que en el caso del gasoil, la rebaja será del 12%. Actualmente YPF cobra $12,62 el litro, por lo que quedará en $11,10 y el gasoil Euro pasará de $14,90 a $13,11.

De esta forma, se favorecerá no sólo a todos los residentes patagónicos, sino que será un impulso para el desarrollo turístico de toda la Patagonia, que posee centros turísticos alejados unos de otros.

En el mes de mayo pasado, el Senado dio media sanción a esta iniciativa con 47 votos a favor y dos en contra. A la hora de la votación, los senadores Juan Carlos Romero (Interbloque Federal) y Diego Santilli (PRO) se abstuvieron.

Hace 15 días, la Cámara de Diputados aprobó la sanción completa de la ley y sólo faltaba que sea reglamentada y publicada en el Boletín Oficial, hecho que ocurrió el miércoles. Allí se informó que los precios rebajados empezarán a regir desde el próximo martes 1º de diciembre.

Cuando se sancionó el proyecto, el senador Miguel Pichetto dijo que con la medida se comenzará a reparar la inequidad que existe entre los consumidores de la Patagonia con otras regiones del país.

Pichetto destacó que “la Patagonia produce combustible para todo el país” y consideró que la ley es una “compensación lógica” para las provincias de la región.

La propuesta inicial tuvo modificaciones por el pedido de diversas regiones para que se extienda este beneficio. Finalmente se decidió incluir a La Pampa, Carmen de Patagones y a la ciudad mendocina de Malargüe dentro de la ley.