·

“Hay un claro direccionamiento político para entorpecer la relación entre el Concejo y el Ejecutivo”

Lo sostuvo el secretario de Gobierno, Paulino Rossi, luego de los dichos de la gobernadora electa, Rosana Bertone, quien admitió haber “bajado línea” para evitar el tratamiento en el Concejo de la tarifaria enviada por Gustavo Melella.

El contador Rossi recordó que “nosotros teníamos dudas sobre si era el entorno de la Gobernadora la que había llevado adelante la tratativa para que no se trate la reforma tributaria o si había sido la Gobernadora electa en persona y hoy esto ha quedado aclarado. Hay un claro direccionamiento político para entorpecer la relación entre el Concejo Deliberante y el Ejecutivo y en base a mentiras, porque cuando se plantea que si quiere un mayor diálogo para evitar un aumento de impuestos, le aclaro a la señora Gobernadora electa y al resto de la población, que en realidad lo único que se hizo fue favorecer a grupos de concentración económica, que se ven beneficiados con el actual esquema de tributos y lo que queríamos, justamente, era lograr una equidad para que los que más tienen más aporten al sistema tributario de la ciudad”.

“Es una lástima que se haya entrometido en una relación que veníamos trabajando hace rato con el Concejo Deliberante, mezclando dos temas que deberían ser totalmente independientes, porque ha quedado claramente establecido que en realidad lo que se busca es presionarnos para generar una mesa de negociación con respecto a la ley que fue aprobada en la Legislatura, que espera en insistencia, en la cual se coparticipan los recursos a los municipios”, dijo.

“Es más, arrogándose facultades que son de la Justicia, tildando de inconstitucional las leyes. Ahora estamos viendo quiénes son las personas, conocemos muy bien su manera de operar y presionar y es muy lamentable que, tal cual como se genera presión sobre el Ejecutivo Municipal y el Concejo Deliberante, se trate de presionar la Justicia Provincial sobre un tema que ni siquiera fue planteado”, advirtió el Secretario.

Rossi además se mostró sorprendido y lamentó que “entramos en este esquema de concentración de poder sobre la independencia financiera del Municipio y los Concejales de la ciudad van a ser empleados o delegados del Gobierno Provincial, como hemos visto en otras oportunidades”.

“Pero vamos a dejar claramente establecido a los vecinos que nuestro rol principal es en la defensa de los intereses de la ciudad”.

“Que un gobierno que todavía no asumió, antes de iniciar, interceda, rompa una relación del entre el Concejo y el Ejecutivo municipal, beneficia a unos pocos, pero se perjudica a la ciudad en su conjunto, porque va a haber menos recursos para obras y servicios”, insistió.

Además consideró que “nosotros planteamos una modificación en la tarifaria, apuntando la presión hacia aquellos que han sido beneficiados con el esquema actual de tributos, parece que esto comenzó a preocupar, solo espero que esto no se vea en otros aspectos porque ya hemos vivido esta situación con el Gobierno Provincial interfiriendo directamente sobre la economía municipal, y sabemos cuáles fueron los resultados”.

“La premisa había sido equipos de trabajo que prioricen la solución a los problemas de cada uno de los vecinos, producidos en obras y soluciones concretas. Si se van a priorizar situaciones políticas personales, antes que la solución de los problemas de la gente, esto ya lo hemos vivido y sabemos que no es bueno para nadie”, dijo el Concejal electo por la UCR.

“Realmente es preocupante, porque sabemos que el Frente Para la Victoria tiene ocho legisladores en la próxima Legislatura y genera un enfrentamiento político tan fuerte sobre algo que se puede volver a replantear a partir del mes de diciembre, nos habla a las claras que el panorama a partir del año que viene no va a ser claro, ni simple, para nadie”, cerró el Secretario de Gobierno.