·

Aumentó el pedido de información de usuarios de Facebook

La gran mayoría de los datos solicitados tienen relación con causas judiciales, como robos o secuestros

La red social no tiene permitido generalmente hacer públicos los detalles de las solicitudes recibidas por aplicación de la ley y por parte de agencias de espionaje, aunque desde hace dos años empezó a hacer públicas algunas de las demandas de los gobiernos.

En los primeros seis meses de 2015, diversas entidades de gobierno argentinas realizaron 568 pedidos de información sobre un total de 694 cuentas de Facebook.

Desde 2013 hasta la actualidad, el número representa un crecimiento de 218%, una de las tasas más altas entre todos los países con algún tipo de reclamo de información para la red social.

En su reporte, Facebook indicó que solo respondió con los datos al 46,13% de las solicitudes.

En el primer semestre, la red social restringió el acceso a un solo contenido: una publicidad sobre cigarrillos electrónicos, prohibidos por la administración local.

EEUU, a la cabeza de los pedidos
Las solicitudes de datos por parte de los EEUU crecieron un 18% en la primera mitad de 2015, hasta las 41.214 cuentas de usuario, en comparación con las 35.051 recibidas en la segunda mitad de 2014, según el informe de Facebook publicado en su web.

En la primera mitad de este año, Facebook eliminó 20.568 publicaciones con contenidos que violaban leyes locales en los Estados Unidos, más del doble de las que borró en la segunda mitad de 2014. Este tipo de contenido prohibido incluye desde declaraciones sobre propaganda nazi en Alemania, hasta la representación de crímenes violentos.

Quiénes reclaman
En un apartado, la red social detalla qué y quiénes realizan reclamos: «En ocasiones, ciertos representantes gubernamentales realizan solicitudes de datos sobre usuarios de Facebook como parte de investigaciones oficiales. La gran mayoría de estas solicitudes están relacionadas con causas penales, como robos o secuestros. En muchas de estas causas, el objetivo de estas solicitudes presentadas por los gobiernos es obtener información básica de los suscriptores, como el nombre y la duración del servicio. En otras solicitudes, el objetivo es obtener los registros de la dirección IP o el contenido de las cuentas».

Así como Google y otras empresas tecnológicas, Facebook tiene procesos internos para determinar si corresponde o no entregar los datos demandados: «Comprobamos el fundamento jurídico de todas y cada una de las solicitudes que recibimos. Exigimos a los representantes gubernamentales que proporcionen una descripción detallada de los elementos de hecho y de derecho de su solicitud, y rechazamos aquellas solicitudes en las que encontramos defectos legales o que son muy amplias y poco detalladas. Incluso en aquellos casos en los que determinamos que la legislación local obligaría a divulgar la información, a menudo solo compartimos información básica del suscriptor».