·

Legislatura: Fracasó el intento de insistir leyes vetadas por el Ejecutivo

La falta de votos a favor fue decisiva para pedir un cuarto intermedio, sin plazo. Una jugada del gobierno frustró los planes de la oposición.

Un impensado pedido de licencia de la Gobernadora cambió totalmente el escenario en la pelea entre la Legislatura y el Poder Ejecutivo por la sanción de leyes clave.

En sesión ordinaria, la Cámara se aprestaba hoy a insistir varios proyectos vetados por el PEP y ya se avizoraba que no sería fácil obtener la mayoría agravada necesaria para ello.

La principal de las normas cuestionadas está referida a la quita de una parte importante de los recursos provinciales para asignarlos a los municipios a través de la coparticipación de fondos por tasas a la Industria que hasta la fecha no se comparten con los gobiernos comunales.

Pero también está en discusión la cuestionada prórroga para la explotación de canteras en la playa de Río Grande y la modificación del horario bancario, entre otros proyectos.

La sesión de hoy se presentaba complicada para la oposición que no llegaba a reunir los votos necesarios para la insistencia de los proyectos vetados. Pero terminó de definirse a partir del sorpresivo ingreso de un pedido de licencia de la Gobernadora que (sumado a la acostumbrada ausencia de Croccianelli) obliga al vicepresidente segundo Felipe Rodríguez a hacerse cargo del Ejecutivo, con lo que dejó a la Cámara con un voto menos para la oposición.

A la vista de los acontecimientos, el legislador Pablo Blanco, luego de una larga diatriba en contra de la gobernadora, pidió un cuarto intermedio bajo el argumento de que “no están dadas las condiciones» para proseguir con el debate.

El levantamiento de la sesión fue calificado como “bochornoso” y “escandaloso” por parte de legisladores que acuerdan con el veto. “No pudimos ver ni siquiera quiénes levantaron la mano para levantar la sesión», protestó la legisladora del FPV Myriam Martínez.

En medio del escándalo y el rostro de contrariedad del presidente ocasional Damián Löffler, el cuarto intermedio fue determinado sin fijar fecha y hora de reanudación, por lo que (según el reglamento interno) de no continuarse a lo largo del día produce automáticamente el cierre de la sesión y deberá convocarse nuevamente.

 

Audio: Informe de Héctor Cavalotti