·

La Copa Argentina se definió con escándalo

Boca Juniors se consagró campeón anoche por segunda vez desde que se recreó la Copa Argentina, al vencer por 2-0 en la final a Rosario Central, en un partido en el que ambos tantos debieron ser invalidados por el árbitro Diego Ceballos, de pésima tarea.

A los 9m. del segundo tiempo, Nicolás Lodeiro convirtió de tiro penal tras una falta a Gino Peruzzi ocurrida casi dos metros fuera del área, y a los 45m. el ingresado Andrés Chávez anotó el segundo en clara posición adelantada.

La cantidad de agua que cayó en Córdoba, junto con el temor a la derrota, llevó a que se produzca un manto de imprecisiones que atentó contra la productividad de los delanteros.

Por lo tanto, la primera emoción llegó a los 37m. a través de una pelota parada. Un centro de Gaspar Cervi cayó en la cabeza de Marco Ruben para que el atacante con pasado en River imponga el primer grito de la noche.

Sin embargo, la intención de Larrondo de participar en la jugada invalidó la acción por un discutido offside. Los constantes reclamos de Eduardo Coudet, con insultos incluidos, obligaron a Diego Ceballos a expulsar al entrenador.

La indignación santafesina aumentó en el amanecer del complemento. Una infracción de Paulo Ferrari a Gino Peruzzi, afuera del área, culminó en el gol de Lodeiro por un penal que no debió ser sancionado. Como en la primera etapa, Marcelo Aumente volvió a ser determinante, ya que el asistente le tendría que haber avisado al árbitro principal la ubicación de la falta.

El golpe recibido hizo reaccionar a Rosario Central, y un cabezazo de Ruben hizo lucir a Orion con una maniobra extraordinaria. El arquero le ahogó el grito al ex Villarreal, con una tapada salvadora que pudo haber terminado en la red. En tanto, los de Rodolfo Arruabarrena apostaron por las contras comandadas por Carlos Tevez y Jonathan Calleri para liquidar el pleito.

Los ingresos de Andrés Chávez y Rodrigo Bentancur le dieron más oxigeno a Boca. Una combinación entre ambos fue merecedora de gol, pero el juvenil tardó más de lo que exigía la jugada y la pelota se esfumó hacia el saque de meta.

Fue la velocidad de César Meli y el tanto del ex Banfield lo que derivó en el definitivo 2 a 0, aunque la conquista del reemplazante de Calleri volvió a despertar suspicacias. La aparente posición adelantada no fue advertida por el juez de línea y la expulsión a Javier Pinola cerraron una jornada que opacó la celebración del «Xeneize».

 

SINTESIS

ROSARIO CENTRAL 0 – BOCA JUNIORS 2

Rosario Central: Manuel García; Víctor Salazar, Alejandro Donatti, Javier Pinola y Cristian Villagra; Walter Montoya, Damián Musto, José Luis Fernández y Franco Cervi; Marcelo Larrondo y Marco Ruben. DT: Eduardo Coudet.

Boca Juniors: Agustín Orión; Gino Peruzzi, Fernando Tobio, Daniel Díaz y Luciano Monzón; Pablo Pérez, Cristian Erbes y Marcelo Meli; Nicolás Lodeiro; Jonathan Calleri y Carlos Tevez. DT: Rodolfo Martín Arruabarrena.

Goles ST: 9m. Nicolás Lodeiro –de penal– y 44m. Andrés Chávez.

Cambios ST: al inicio, Paulo Ferrari por Villagra (RC); 15m. Rodrigo Bentancur por Pérez (BJ); 26m. Nery Domínguez por Salazar (RC); 37m. Andrés Chávez por Calleri (BJ) y Franco Niell por Montoya (RC); 43m. Alexis Rolín por Lodeiro (BJ).

Incidencia: 38m. PT expulsado Eduardo Coudet (DT Central) por exceso verbal; 47m. ST expulsado Javier Pinola (RC) por doble amonestación.

Amonestados: Larrondo, Musto y Salazar (RC). Pérez y Meli (BJ).

Estadio: Mario Alberto Kempes (Córdoba).

Arbitro: Diego Ceballos.