·

Ordenan reactivar la causa penal contra «Top Gear» por las patentes truchas

La Cámara de Apelaciones revirtió el fallo de la jueza Cristina Barrionuevo y dispuso seguir investigando a los productores del programa de TV brintánico.

La Cámara de Apelaciones de la provincia de Tierra del Fuego ordenó reactivar la causa penal iniciada contra los integrantes del programa televisivo británico «Top Gear», que en octubre de 2014 protagonizaron un escándalo internacional al circular por rutas de la Patagonia en autos deportivos con patentes alusivas a la guerra de Malvinas.

El caso había sido desestimado por la jueza de instrucción de Ushuaia María Cristina Barrionuevo en abril, pero los camaristas Julián De Martino, Walter Tabárez Guerrero y Jorge Luis Jofré dictaron la nulidad de esa resolución, y remitieron las actuaciones otra vez a la justicia de primera instancia para que la investigación continúe, confirmaron a Télam fuentes judiciales.

La intervención del Poder Judicial fue promovida por un grupo de ex combatientes de Malvinas y se focaliza en el automóvil Porsche 928 GT que durante las grabaciones en Argentina era conducido por el periodista inglés Jeremy Clarkson.

El vehículo transitó por el país con la patente «H982 FKL», que fue interpretada como «Falklands» -como llaman los británicos a las Islas Malvinas- más el año de la guerra: 1982.

En tanto, los otros dos autos del programa -un Lotus Esprit, manejado por James May, y un Ford Mustang Mach I, conducido por Richard Hammond- utilizaron matrículas con una numeración similar a la cantidad de soldados (ingleses y argentinos) que perdieron la vida durante el conflicto bélico.

Los veteranos de guerra de Ushuaia pidieron a fines de 2014 que se investigara a Clarkson y a los demás miembros del ex ciclo de la BBC de Londres por cambiar la patente original del Porsche por otra con la inscripción «HI VAE», para circular por la Ruta Nacional Nº3, entre las ciudades Ushuaia y Río Grande.

El fiscal Daniel Curtale elevó entonces una acusación contra la producción de «Top Gear» por el delito previsto en el artículo 289 del Código Penal Argentino, consistente en «falsificar, alterar o suprimir el número de un objeto registrado de acuerdo con la ley», y que incluye penas de 6 meses a 3 años de prisión.

La jueza Barrionuevo desestimó el requerimiento fiscal, con el argumento de que si bien el cambio de patente pudo haber existido, no constituyó la comisión de un ilícito.

Según ese fallo, los miembros del programa sustituyeron la matrícula en algún punto de su recorrido por el país «por la existencia de una presión ciudadana y gubernamental» aunque sin la intención (o dolo) de cometer un delito.

En ese punto, la jueza recordó que los vehículos fueron abandonados a la vera de la Ruta 3 luego de los incidentes registrados en su paso por el municipio de Tolhuin, donde fueron apedreados cuando se retiraban del país en medio de incidentes.

 

Apelación

Sin embargo, el fiscal Curtale apeló ese pronunciamiento y la Cámara de Apelaciones discrepó con la postura de la magistrada de la instancia inferior.

El camarista De Martino afirmó, por ejemplo, que descartar la comisión del delito en esta instancia «resulta prematuro», y que los argumentos utilizados «carecen de suficiencia para rechazar la hipótesis delictiva delineada por la fiscalía».

Por su parte el juez Tabárez Guerrero opinó que no se demostró, todavía, que los involucrados no hayan tenido la intención de sustituir las chapas patentes aun a sabiendas de que se trataba de un accionar ilegal

La decisión de la jueza «se apoya en afirmaciones dogmáticas que le otorgan fundamentos solo aparentes», agregó el camarista en la resolución judicial a la que accedió Télam, y a cuyos fundamentos también adhirió el juez Jofré.

A raíz de todo ello, la jueza de primera instancia reactivó el expediente y dispuso la declaración testimonial de varios ex combatientes, entre ellos Osvaldo Hillar, denunciante del caso y miembro del Centro de Ex Combatientes de Malvinas en Ushuaia.