·

Detuvieron a dos fiscales del Partido Obrero por «no sacarse la gorra» en el cuarto oscuro

Ocurrió en Río Grande. Los militantes denunciaron que, ante su negativa de quitarse el atuendo, la policía los apresó cuando ya se estaban yendo de un colegio

En un hecho insólito, dos fiscales del Partido Obrero terminaron esposados y trasladados a la comisaría Primera de Río Grande, por negarse a quitarse la gorra al ingresar al cuarto oscuro a revisar las boletas.

Un menor y Francisco Cansino estaban encargados de recorrer escuelas en su condición de fiscales generales del PO fueguino. En medio del desarrollo de los comicios, denunciaron que fueron golpeados y se les inició una causa judicial por desobedecer la orden de los efectivos.

«Al llegar al Colegio Ernesto Guevara, después de haber recorrido otras dos escuelas sin inconvenientes, se nos acerca un gendarme y nos dice que nos teníamos que sacar la gorra antes de entrar al cuarto oscuro, por una reglamentación», afirmó uno de ellos.

Tras ese requerimiento, el joven le pidió al uniformado que le muestre cuál era la norma, pero el oficial no quiso. «Comenzamos a discutir, pero en ningún momento le falté el respeto. Entonces se acerca la policía de la provincia y me saca a empujones. Cuando ya estábamos afuera del colegio por irnos, se baja un policía de una camioneta Ford Eco Sport roja y nos empieza a pegar, nos tira al piso y con otros policías nos terminan esposando».

Los fiscales fueron trasladados al hospital, pero en la guardia tampoco los atendieron ni los revisaron. «Aparentemente fue por falta de personal», señalaron.

Desde allí retornaron a la Comisaría Primera de Río Grande donde les tomaron fotografías y huellas dactilares. «Nos dijeron que nos abrían una causa por atentado y resistencia a la autoridad», finalizó uno de los detenidos.