·

Hablando de cuestiones educativas

Los colegas de Radio Nacional Ushuaia prestaron sus micrófonos para que la ministro Molina defienda lo indefendible. En su apuro, olvidaron utilizar el corrector.

Luego de la polémica desatada por las declaraciones de una Supervisora del Ministerio de Educación en Radio Fueguina, en la cual quedaba clara la preocupación de la cartera por la cantidad de vacantes, la ministro Sandra Molina apeló a los medios oficialistas para defender lo indefendible.

Radio Nacional de Ushuaia le dio el micrófono a la ministro, «olvidando» nombrar a quien había hecho las manifestaciones que molestaron a Molina e incluso (obviando un principio ético fundamental del periodismo) evitando citar a la emisora radial fuente de su información, como sí lo hizo, por ejemplo, el portal «Ushuaia Noticias».

A la hora de llevar la entrevista al portal de la radio, los editores (talvez por el apuro) olvidaron utilizar el corrector ortográfico. Sin querer, y hablando de educación, el título de la nota da un indicio penoso de a qué altura está el nivel formativo de algunos en nuestra provincia