·

Primer lector de billetes para personas no videntes

Ingenieros argentinos desarrolló un sistema de lectura de billetes para personas no videntes. La aplicación utiliza software libre para teléfonos celulares capaz de identificar billetes argentinos.

El Laboratorio de Desarrollo en Electrónica e Informática del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI Córdoba) junto al Centro de Tecnologías para la Salud y Discapacidad desarrollaron el primer primer prototipo, en etapa de testeo, de una aplicación que utiliza software libre para teléfonos celulares capaz de identificar billetes argentinos y comunicar su denominación por medios auditivos, destinado a personas con discapacidad visual.

Junto con integrantes de la Biblioteca Argentina para Ciegos detectamos una dificultad que limita la independencia que tienen las personas con muy baja visión o no videntes. Además del desgaste del relieve que se produce en los billetes con su uso, advertimos el hecho de que no todos tienen el sentido del tacto tan desarrollado como para poder identificarlos”, explicó Leonardo Cruder, director adjunto del Centro de Tecnologías para la Salud y la Discapacidad del INTI.
Si bien existen aplicaciones para dispositivos móviles que identifican la denominación de dólares y euros, hasta el momento no existe en el mundo un sistema de reconocimiento de billetes que utilice software libre.
La base de datos con la que funciona el programa está conformada por imágenes de frente y dorso de los distintos tipos de billetes que son comparados con la imagen que captura la cámara del dispositivo, ya sea un celular o computadora. A partir de esa imagen, el software realiza una búsqueda de puntos característicos de referencia y, si encuentra alguna coincidencia, emite la denominación por medios sonoros en pocos segundos.
Una vez lograda la versión final de la aplicación, va a ser liberada para que los usuarios puedan descargarla de manera gratuita, al igual que su código. “La idea es que la gente se apropie de esta tecnología y pueda modificar este mismo software para que sea utilizado en otras aplicaciones. Porque si se reemplazara la base de datos de billetes por otra, se podrían reconocer otro tipo de objetos” culminó Moretti.