·

Río Gallegos al borde del estallido social

El secretario General del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM), Pedro Mansilla, advirtió que "estamos al borde del estallido social”, si la municipalidad capitalina no paga los sueldos de junio.

El secretario General del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM) de Río Gallegos, Pedro Mansilla, advirtió que “con esta decisión” de la municipalidad capitalina de “no pagar el sueldo” del mes de junio, “estamos al borde del estallido social”.

Además confirmó que los municipales cobraron casi el 60 por ciento de su sueldo y no el 75 por ciento que había sido anunciado por el intendente Raúl Cantín.

gallegos

Por otro lado, confirmó que también tenían el rumor sobre una posible renuncia del intendente Cantín, y advirtió que si se concreta, debería asumir el concejal y candidato a intendente Pablo Grasso, afrontar la crisis.

La audiencia de partes fue convocada por la Secretaría de Trabajo, a pedido del juez Francisco Marinkovic, quien interviene en el conflicto salarial, para encontrar una salida a la huelga que ronda los 115 días, conflicto que obedece a la demanda del SOEM para obtener un 15 por ciento de incremento salarial acordado en paritarias el año pasado. Ahora se suma el reclamo del pago de la totalidad de los haberes del mes de junio.

El secretario de Gobierno del Municipio, Roberto Toledo, detalló que aguardan fondos de la coparticipación para completar los 17 millones que necesitan para pagar sueldos.

auto

Tras los dichos de Mansilla, se conocieron hechos vandálicos y “escraches” en domicilios privados de funcionarios municipales. Una de las casas donde realizaron pintadas y arrojaron basura, fue en la vivienda de Toledo. Allí también pintaron un automóvil. A unas cuadras de allí, arrojaron basura y efectuaron pintadas en la residencia de Luis Menéndez, secretario de Hacienda de la Municipalidad.

escraches

También se arrojó residuos y pintadas en el comercio “Wanama” ubicado en calle Vélez Sarsfield primera cuadra, propiedad de la hija del intendente Cantín.
La misma suerte corrieron sedes partidarias como las de “Los Muchachos Peronistas”, del concejal Pablo Grasso y del diputado nacional Eduardo Costa.