·

Sigue el paro en Aduana chilena y hay preocupación también en Santa Cruz

La Cámara de Comercio de Río Gallegos manifestó su inquietud por las trabas para viajar a Tierra del Fuego. Los aduaneros decidieron continuar el paro.

“Observamos con preocupación el caos que se está generado en los pasos fronterizos con Chile debido al paro de los aduaneros de ese país. Pero lo más alarmante, es que los argentinos y los turistas que residen y visitan nuestra región, no pueden viajar vía terrestre hacia Tierra del Fuego. Esta dificultad para transitar libremente, nuevamente hace resurgir los proyectos para cruzar el Estrecho de Magallanes a nuestra provincia austral, para garantizar la transitabilidad de todos por el territorio nacional”, dijo Marcelo Ferrero, presidente de la Cámara de Comercio de Río Gallegos.

El Congreso de la Nación aprobó en 2012 un proyecto de ley para crear un corredor marítimo que una la provincia de Santa Cruz y la isla de Tierra del Fuego, y evitar así el paso por 250 kilómetros de territorio chileno, que hoy deben realizar obligatoriamente los argentinos para unir ambos puntos. La decisión se adoptó tras el bloqueo del cruce del Estrecho de Magallanes durante las protestas por el alza del gas en la región chilena de Magallanes en enero de 2011. Pero este proyecto no avanzó, y las consecuencias la observamos en los pasos fronterizos como Monte Aymond y San Sebastián.

“Durante cada mes del verano, un promedio de cerca de 50 mil personas cruza la frontera de Monte Aymond, y más 150 camiones circulan cada día por las rutas hacia los pasos fronterizos más australes. El motivo de dicho tránsito es que el 90 por ciento del abastecimiento de las ciudades de Ushuaia, Río Grande y Tolhuin, donde viven más de 126 mil personas se hace por vía terrestre desde el norte de Argentina. Por ello, es necesario que nuestras autoridades, busquen una salida para que nuestro país tenga una real integración territorial, sin restricciones y trámites migratorios”, remarcó Ferrero.

En este sentido, precisó que en 2012 se promulgó la Ley 26.776 que define como política de Estado la integración física del territorio continental con su territorio insular de la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur.

“La ley establece que la autoridad de aplicación, realizará el estudio de factibilidad, apertura de traza, demás estudios requeridos de la Ruta Nacional Nº 40 y su ejecución en el territorio de la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur. La misma comunicará las ciudades de Río Grande y Ushuaia. También se establece la conexión marítima entre la provincia de Santa Cruz y la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, a través de buques portarodantes. Se fijaba los estudios previstos en la ley se iniciarán en el plazo de 60 días de su promulgación.

Además se autoriza al Poder Ejecutivo Nacional a readecuar las partidas presupuestarias para cumplir con la ley. Los plazos se han transcurrido, y la población de la región aguarda que se cumpla con la norma, a pesar que la Federación Popular del Transporte en Tierra del Fuego encabeza una campaña para que se concrete el cruce marítimo por las aguas argentinas”.

Por último, Ferrero recordó que a fines del año pasado, se conoció que una empresa de barcazas que posibilita el cruce del Estrecho de Magallanes, cotiza la moneda estadounidense al doble que el cambio oficial en Argentina para el traslado de los vehículos a Tierra del Fuego.

El paro sigue

La Asociación Nacional de Funcionarios de Aduanas (Anfach) votó hoy lunes y decidió rechazar la propuesta que les entregó el Gobierno chileno que busca finalizar el paro que cumple cinco días y que ha afectado importaciones y exportaciones en el país.

En la propuesta del ejecutivo se plantea aumentar en 250 la cifra de funcionarios, mientras que lo que los trabajadores piden es incluir a más de 800.

Daniel Arellano, secretario metropolitano de la Anfach, indicó a CNN Chile que «hay aduanas en las cuales en las fronteras hay un solo colega a la semana. Para nosotros es impresentable que un funcionario. Hay colegas que han sufrido infartos solos y que si no fuera por Carabineros o funcionarios de otros servicios podrían haber fallecido».

Además explicó que ellos no piden un aumento de salario, sólo el aumento del número de funcionarios «para entregar una mejor atención a los usuarios».

(Fuente: Tiemposur)