Publicado en

Policía Científica de Río Grande colaboró en el esclarecimiento del doble crimen de Junín

Peritos expertos examinaron una huella de zapatillas encontrada en la escena de uno de los asesinatos. Se determinó que correspondía con una zapatilla marca Topper modelo Tech. En el allanamiento al mecánico detenido se encontró allí un par de zapatilllas de esa misma marca, modelo y número que la que indicaba el informe.

 junin_crimen_huella

Cuando los peritos de la Policía Científica de Junín examinaron el local de venta de ropa de niños donde fue asesinada Paola Tomé, lograron levantar un rastro que sería clave en la investigación: la huella de una zapatilla.

La marca de esa pisada, obtenida con reactivos, fue detectada en el baño del comercio. Primero se descartó que se correspondiera con el calzado de la víctima. Una vez corroborado esto, empezó la tarea de identificación.

El dibujo de la suela fue enviado al laboratorio de la Policía Científica de Río Grande, en Tierra del Fuego. Allí existe una base de datos de pisadas y los peritos son expertos en la identificación de los diferentes calzados.

“Como es un lugar muy frío y los delincuentes usan guantes casi todo el año, no se pueden obtener huellas y se fue haciendo una base de datos de las suelas. En Tierra del Fuego, por protocolo, cuando alguien queda detenido, además de ficharlo en forma convencional, se le saca una foto de su calzado ”, explicó a Clarín una fuente del caso.

En Río Grande se determinó que la huella extraída de la escena del crimen en Junín se correspondía con una zapatilla marca Topper modelo Tech.

Cuando ayer a la madrugada la Policía allanó la casa de Rubén Recalde encontró allí un par de zapatilllas de esa misma marca, modelo y número que la que indicaba el informe de Tierra del Fuego. Fue el primer dato concluyente contra el mecánico.

FuenteDiario Clarín

Comentarios