·

Una nueva esperanza para el cáncer de tiroides

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos aprobó un inhibidor para el tratamiento de este tipo de tumores, como los que padeció tiempo atrás la presidenta Cristina Kirchner.

tiroides

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) aprobó el inhibidor multiquinasas sorafenib para el tratamiento de pacientes con cáncer  diferenciado de tiroides (CDT) localmente recurrente o metastásico, progresivo y resistente al tratamiento.

Sorafenib fue aprobado después de una revisión prioritaria por la FDA, una designación  reservada para los medicamentos que representan una mejoría importante en el tratamiento respecto de «Sorafenib es una opción terapéutica importante para los pacientes con ciertos tipos de  cánceres, y esta última indicación para el cáncer diferenciado de tiroides resistente al yodo radiactivo, cubre una necesidad médica seria que no había sido resuelta», aseguró Kemal Malik, integrante del Comité Ejecutivo de Bayer y Gerente Global de Desarrollo.

El cáncer de tiroides es el tumor maligno endócrino más habitual. Cada año hay más de 213 000 nuevos diagnósticos de cáncer de tiroides, y alrededor de 35 000 personas mueren a causa del  cáncer Los tipos de cáncer de tiroides papilar, folicular (incluido el de células de Hürthle) y mal diferenciado se clasifican como «cáncer diferenciado de tiroides» y representan alrededor del 94% de todos los cánceres de tiroides.

A pesar de que la gran mayoría de los cánceres diferenciados de tiroides son tratables, los tumores localmente avanzados o metastásicos resistentes al IRA son más difíciles de tratar y se asocian con una tasa de sobrevida de los pacientes más baja.

«En el ensayo DECISION, los pacientes con este tipo de cáncer avanzado de tiroides tratados con sorafenib prácticamente duplicaron el tiempo hasta la progresión de la enfermedad o la muerte, en comparación con los pacientes tratados con placebo», explicó Martin Schlumberger, del Institut Gustave-Roussy de Villejuif, Francia y coinvestigador principal del ensayo DECISION.

Fuente: NA