·

El recorte de personal, una solución que suena a utopía

La planta política del Gobierno provincial se extiende a 448 empleados. Nómades de sillón, polifuncionales por conveniencia, Tierra del Fuego sigue sumando personajes prescindibles y cargos innecesarios que absorben el grueso del presupuesto.