·

¿Por qué en otro lugar sí y aquí no?

Es una pregunta que nos hemos hecho todos los habitantes de la ciudad y en especial cuando visitamos otras ciudades. El cuestionamiento es a la hora de ver obras o emprendimientos pensados a 20 años vista. En esta oportunidad comparamos Punta Arenas y Río Grande.

Arriba Punta Arenas, abajo Río Grande

(Río Grande, 04 de noviembre de 2012) Sin lugar a dudas cuando tenemos la oportunidad de salir de Tierra del Fuego y visitar otras ciudades, se nos viene a la mente la pregunta ¿Por qué aquí si y allá no?

El cuestionamiento es al ver el avance que tienen otras ciudades y las obras pensadas  por lo menos a 20 años.

En esta oportunidad compararemos a Punta Arenas y Río Grande, dos ciudades con climas similares, pero con perspectivas diferentes en relación con la puesta en valor del lugar donde se habita.

Arriba Punta Arenas, abajo Río Grande

Las fotos que ilustran esta nota demuestran comparativamente que algo hacemos mal o proyectamos mal, esta comparación no la hacemos con una crítica destructiva, sino al contrario constructiva.

Los espacios urbanos suelen dejarnos huellas visuales muy potentes que permanecen largo tiempo en nuestros recuerdos, incluso sin mucho esfuerzo, nos es posible establecer similitudes y diferencias entre las distintas ciudades que hemos visitado.

A Río Grande no le darán el premio de escoba de oro, aquí no hay que poner la excusa del viento, porque Punta Arenas también tiene temporadas de viento y no se ve basura por doquier. Además hay que poner un punto a parte y es que lo sucio, en su mayoría es culpa de quienes habitamos la ciudad.

Arriba Punta Arenas, abajo Río Grande

Las  pintadas en las paredes y edificios públicos son un problema en Río Grande, en Punta Arenas no existe ese inconveniente.

Para contrarrestar la basura como en las pintadas, Punta Arenas tiene un régimen estricto de verificación y multas. En Río Grande puede haber normativa pero nadie la cumple y si son multados son pocos los que pagan dichas multas.

Seguramente en esta nota habrá muchos puntos de coincidencia y otros tantos que no, pero si estamos convencidos que la pregunta es la misma ¿Por qué ellos si y nosotros no?

Proyección: El antes y el después