·

Por el momento descartan que el puente nuevo se vea afectado

Autoridades de Vialidad Provincial y Nacional recorrieron el sector del viejo puente colgante, analizaron el posible impacto que su caída podría generar en la estructura del puente nuevo. Señalaron que “no hay compromiso para la estructura, lo que no quiere decir que lo haya a futuro”

(Río Grande, 9 de agosto de 2011) – El presidente de Vialidad Provincial, Gerardo Chekerdemián, junto al Jefe del 24º Distrito de la Dirección Nacional de Vialidad, Ing. Juan José Sosa Zamarbide, recorrieron este martes  el sector en el que se ubica el viejo puente colgante de esta ciudad, para analizar el posible impacto que su caída podría generar en la estructura del puente nuevo.

Como se recordará, el puente colgante colapsó el pasado viernes y su estructura metálica que no se ha desprendido completamente, se apoya sobre el cauce del río Grande, a escasos metros de los pilotes que sostienen el puente nuevo.

Chekerdemián sostuvo que por el momento “no hay compromiso para la estructura del puente nuevo, lo que no quiere decir que lo haya a futuro” aclaró, señalando que las autoridades de Vialidad Nacional “analizarán los antecedentes de la obra; los planos y la fundación de los pilotes del puente, pero independientemente de esto consideran que si al desprenderse totalmente el puente viejo se apoya sobre el nuevo, va a ser muy factible que entre en riesgo”.

El funcionario sostuvo que si bien “se trata de una situación que esperamos evitar, lo cierto es que también se evaluó que en las condiciones de peligrosidad en que se encuentran las riendas principales del puente podrían cortarse”. “Esta no es una zona segura de trabajo y deberemos estar atentos al desprendimiento total del puente para ocuparnos, desde allí, del rescate de la estructura” añadió el Titular de Vialidad provincial.

“Ya es poco lo que está en condiciones de ser rescatado, pero indudablemente se deberá retirar la estructura del río y trabajar en lo relacionado a la clasificación de las piezas, con el objetivo final reconstruir el puente”, indicó Chekerdemián.

Para el Presidente de Vialidad Provincial, el viejo puente colgante “se trata de un ícono de la ciudad y habrá que realizar la inversión necesaria para preservarlo como parte de la historia de Tierra del Fuego”, remarcando que “actualmente la situación es complicada porque hay mucho hielo acumulado en la estructura y esto dificulta las maniobras para iniciar su rescate, sumado a las condiciones climáticas que no permiten maniobrar de ninguna manera en el sector”.

En tal sentido, Chekerdemián aseguró que “desde el viernes, cuando se derrumbó la estructura, al día de la fecha ya se han diseñado cuatro posibles maniobras de rescate, que por las condiciones climáticas y la dinámica del desprendimiento del mismo puente, no se han podido llevar adelante”.

Por último, el Presidente de Vialidad afirmó que el Gobierno provincial mantiene contacto permanente con el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) “para que junto a ingenieros de ese organismo y de la Dirección de Museos y Patrimonio Histórico, se trabaje en la maniobra de rescate de la estructura del puente y su eventual reparación”.