·

Nintendo peresentó la nueva Wii U

Lanzó la Wii U en Los Angeles. El nuevo dispositivo, está inspirado en las tablets, trae dos cámaras, permite hacer videollamadas por internet y se asegura que nuevamente revolucionará la forma de jugar.

La guerra de las consolas no tiene fin y Nintendo lo sabe. La empresa de videojuegos salió a dar batalla una vez más con un nuevo producto: la Wii U, una versión aggiornada de su consola estrella.

Tras el lanzamiento de Kinect (de XBox), que revolucionó la forma de jugar gracias a sus capacidad para captar los movimientos del cuerpo a distancia, Nintendo se puso a tono con los últimos desarrollos tecnológicos y se inspiró en las populares tabletas tipo iPad para darle una gran lavada de cara a su consola. Así, presentó en sociedad a la Wii U en la Exposición Electronic Entertainment, la convención anual del sector de los videojuegos conocida como E3 en Los Ángeles.

La Wii U es una tableta que integra control remoto y una pantalla de 6,2 pulgadas (15,7 centímetros) y que se conecta a la televisión como las consolas tradicionales, pero que además se puede usar como una independiente, parecida a la Nintendo DS, para jugar solo o como tablero para dos jugadores.

Además, Wii U, que estará disponible en 2012, permite navegar por Internet y realizar videollamadas gracias a las dos cámaras y micrófonos que incorpora.

El dispositivo -con joystick, botones, webcam y micrófono- reproduce juegos en alta definición y soporta gráficos Full HD.

El propio presidente de la compañía, Shigeru Iwata, salió al escenario para presentar este nuevo dispositivo y destacó que se trata de un controlador que «independiza el juego del televisor», aunque pueda interactuar con él.

«Hasta ahora, los videojuegos caseros tenían que ocupar la pantalla de la televisión para jugarse», dijo Iwata. «El nuevo controlador de la Wii U hará que no se necesite dejar de jugar si alguien más llega a casa y quiere acaparar la televisión para ver un programa», señaló.

Reggie Fils-Aime, responsable de Nintendo en EE.UU., afirmó durante la presentación que Wii U intentará una vez más «revolucionar la forma que tenemos de jugar».

Los responsables de la presentación se llevaron todos los aplausos cuando hicieron varias demostraciones, como por ejemplo, jugar al golf con la Wii U en el suelo, el control en la mano y la tele de fondo. O como cuando se pusieron a lanzar estrellas ninja virtuales desde Wii U a una TV.

Este control no es compatible con la actual Wii, aunque comparta el nombre, pero sí con sus juegos.

Desde su lanzamiento en 2006, Wii ha vendido más de 84 millones de unidades. Por ahora, el éxito que tendrá su última versión es un misterio, al igual que el precio con el que saldrá al mercado.