·

Rally Mundial: Futuro acotado para Còrdoba a partir de 2012, presagio de final como epicentro..?

Indudablemente todos los adelantos que formulamos como alerta, parecen tener final irreversible versiones; la voracidad se despertó con la Dakar -un modelo de recaudaciòn aplicado al Cross Country- que aprovechando la ignorancia polìtica que lo sostiene econòmicamente, fue bien aprendido para ser ahora aplicado al rally.

Esta iconoclastia -rechazo de normas y modelos; contrario al culto de imagenes sagradas – habla a las claras que la alta cultura de rally de los cordobeses, combinada con la riqueza de su geografía y las tres dècadas de soporte a tanto mediocre que metiò sus manos en èl, seràn descabezadas en el altar de la ignorancia por rechazo a un culto -el rally- que es modelo e imagen de Còrdoba.

No es ajeno a esta conclusiòn, el desinterés de los polìticos locales que se despreocuparon irresponsablemente del hito social màs convocante para la provincia y que seguramente dentro de poco usaràn al rally con promesas que solo buscaràn votos.

El año venidero -respondiendo claramente a una visiòn miope del Ministerio de Turismo- en su ignorancia deportiva y en su petulancia decisional ya estableciò que las Cataratas del Iguazù seràn el punto de partida.

El fundamento tiene la consistencia del facilismo màs exasperante: «Argentina tiene muchas bellezas y queremos mostrarlas..». Este argumento sin movilizar muchas neuronas tiene una respuesta evidente: si el rally ya concentra una gran masa turìstica en Còrdoba con paràmetros de calidad, lo lògico es que expertos (..?) en turismo, generen las condiciones o los eventos para que -en igual medida- esas bellezas se muestran al mundo a travès de otra creaciòn.

Pero parece ser que en la mentalidad imperante y con las expectativas de nuevos negocios que en Còrdoba quizàs estèn complicados, abrir nuevos caminos ya conocidos con la Serie Dakar, son la mejor alternativa a ponerse a trabajar programando y creando para cada lugar.

Es casi como sacar el River-Boca todos los fines de semana a pasear y a convocar. Con el mìnimo esfuerzo, se logra el objetivo.

Lo cierto es que en la carencia evidente de un programa especial para cada zona, se pretende dividir, trasladar e impostar un suceso, afectando a su base de origen.

Obviamente y sin conocer la historia o escondièndola a quienes ni la suponen, debemos decir que en el mundo del rally, no son pocos los ejemplos de estas exportaciones nefastas: el ùltimo tiene a la Regiòn de Alsacia en Francia con grandes pèrdidas econòmicas despuès de cancelar al Tour, o el inminente retorno al San Remo para dejar la Cerdeña como base del Rally de Italia que regresa así a su fundamento històrico.

Peor aùn le fue a Australia tras cancelar el epicentro en Perth para llevarlo a la Costa Dorada y tras el fracaso absoluto, a otro nuevo destino.

Destruìr para crear no es una novedad ni en la polìtica ni en los negocios argentinos y ahora le toca al rally y a Còrdoba.

El año entrante serà Iguazú, pero son pocas las dudas que señalan destino de Buenos Aires para un futuro no muy lejano y en plena vigencia de un federalismo que se sostiene en el màs unitario de los conceptos, pero siempre, invariablemente, con colaboradores autòctonos fielmente eficaces.

A propòsito en Capital algùn titular se pregunta, Còrdoba puede perder el Rally Mundial..?

Fuente: Rallynoticias