·

No hubo avances en el conflicto Gobierno – ATSA

Luego de la reunión en el marco de la conciliación obligatoria el Gobierno y el gremio de ATSA no llegaron a ningún acuerdo en relación a si está bien o mal liquidado los haberes del sector. Habrá un nuevo encuentro el próximo jueves en Ushuaia.

(Río Grande, 21 de mayo de 2011) – El Gobierno Provincial y los dirigentes de ATSA acordaron este viernes –durante la primera reunión de partes mantenida en el Ministerio de Trabajo, en el marco de la conciliación obligatoria- una nueva reunión para el próximo jueves, a partir de las 11:00 hs en Ushuaia.

El coordinador de Asuntos Gremiales de la Provincia, Lisandro Fonrradona, confirmó el hecho y dijo que “la idea es que en ese segundo encuentro establezcamos qué tipo de acercamiento podemos lograr, para salir de la conciliación obligatoria en los mejores términos posibles, y resolver el conflicto antes de la conclusión de este período de negociaciones”.

El citado funcionario provincial comentó que apenas iniciado el primer encuentro de partes, desde el Gobierno se ratificó ante los dirigentes de ATSA el dictamen jurídico y el acto administrativo posterior, que es la Resolución Nº 603 del Ministerio de Economía, a través de los que se establece que el reclamo por la liquidación “no corresponde”, toda vez que la forma en que se está liquidando actualmente los haberes para el sector “es la correcta”.

Fonrradona anotó, no obstante, que “desde el sindicato se insiste en que la Resolución de Economía constituye tan sólo una interpretación de partes, y que para ellos no es así”; porque lo que “tuvimos un intercambio de opiniones, que fue en buenos términos; lo que nos permitió comenzar a trabajar en el cómo seguimos adelante para destrabar el conflicto”.

Observó que “como se trató del primer día de negociaciones (en el período de conciliación obligatoria dictado por el Ministerio de Trabajo), lo que hicimos básicamente  fue limar algunas asperezas respecto de cómo se llevó adelante el conflicto; pero para el próximo jueves pretendemos avanzar ya en la discusión de las cuestiones que provocaron el malestar”.

En ese sentido, dijo, “la idea es que ambas partes lleven una propuesta que sea superadora para poder debatir”, reiterando que “la reunión se llevó adelante en buenos términos, porque primó la cordura y el buen trato de ambas partes”.

En cuanto a las expectativas del Gobierno sobre poder destrabar el conflicto durante el período conciliatorio, el Coordinador de Asuntos Gremiales de la Provincia subrayó que “de parte del Ejecutivo está toda la buena voluntad para que se resuelva, porque nadie quiere atravesar por una situación de estas características, ya que lo único que hace es afectar a los ciudadanos comunes”.

Remarcó que “lo que acá está en cuestión es un servicio esencial, que es la salud”, y reconoció que “como administrador del Estado es nuestra responsabilidad que se pueda brindar este servicio; pero también lo es de los agentes del sistema sanitario hacerlo”.

“Éste es el quid de la cuestión: que la población no quede cautiva de un conflicto con características gremiales, por una planteo que hace un sindicato”, manifestó.