·

Chile mete presión

Los problemas económicos entre el gobierno de Perú y los organizadores del Dakar serían aprovechados por Chile para tener las etapas finales en la edición 2012 de la legendaria carrera.

El futuro de la edición 2012 del Dakar sigue siendo una incógnita tras la intención del gobierno peruano de modificar el actual convenio con la empresa francesa ASO, organizadora de la carrera. Los peruanos deben pagar cinco millones de dólares, pero quieren saldar su deuda en dos partes y no en una como establece el convenio.

Lo cierto es que esto pone en jaque las últimas etapas de la legendaria competencia, que después de tres ediciones en la Argentina y Chile sumó a Perú para realizar un recorrido lineal y no en bucle.

Según el Ing. Arturo Woodman, presidente del Instituto Peruano del Deportes (IPD), Chile aprovecha esta situación para presionar a ASO para que la parte final de este importante evento mundial sea en su territorio y no en el Perú.

«Realmente estamos preocupados. Según la prensa chilena ellos tendrían la opción de modificar el recorrido del Dakar y esto nos perjudicaría», comentó Woodman a RPP Noticias.

Woodman señaló que el problema que genera dudas es que todavía no se pagó el dinero acordado a los organizadores del rally. Además aclaró que la única solución posible es que acepten recibir el pago en dos partes.