·

Guerra sin cuartel: Strauss-Kahn detenido por agresión sexual

Luego de que desde el socialismo francés se denunciara una campaña sucia contra Dominique Strauss-Kahn por intentar competir contra Nicolás Sarkozy, el director-gerente del FMI fue detenido en New York por una denuncia de agresión sexual.

El director del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Khan, fue arrestado el sábado 14/05 en el aeropuerto neoyorquino John F. Kennedy tras ser acusado de agresión sexual por parte de la empleada del hotel Sofitel de Manhattan, en 44th. W Street, donde él se alojó los últimos días.

Según el ‘The New York Post, Strauss-Khan es sospechoso de haber forzado a una de las trabajadoras del servicio de habitaciones del hotel a practicarle sexo oral.

 
Según indica The New York Times, Strauss-Kahn, considerado por muchas encuestas el político más popular en Francia, presta declaración ante las autoridades por un supuesto ataque sexual contra una limpiadora de hotel.
 
Strauss-Khan, que se perfila como uno de los favoritos a las elecciones presidenciales francesas de 2012, fue detenido por 3 agentes de la autoridad aeroportuaria de Nueva York cuando se encontraba ya dentro de un avión que debía partir unos minutos más tarde en dirección a Paris. 
 
Inmediatamente, los agentes le entregaron a las dependencias del departamento de policía de Nueva York, que se encuentra estudiando el caso, y donde fue sometido a un interrogatorio.
 
Según las filtraciones recogidas en el Post, una empleada del hotel donde se alojaba el político francés tocó a la puerta de su habitación sobre las doce del mediodía. Tras dejarla entrar, Strauss-Khan la habría lanzado violentamente a la cama, donde la habría forzado a realizar diversos actos sexuales.
 
En estos momentos, se desconoce la verosimilitud de las alegaciones de agresión sexual. Sin embargo, probablemente, el director del FMI se verá obligado a cancelar un reunión prevista para hoy domingo 15/05 en Alemania con la cancillera Angela Merkel.
 
Curiosamente, el arresto de Strauss-Khan, de 62 años de edad, se produce un día después de que personas cercanas al político hubieran asegurado a la prensa que era víctima de una campaña de desprestigio por parte del entorno del presidente francés, Nicolas Sarkozy, preocupado por la popularidad en las encuestas del probable candidato socialista en las elecciones del año próximo. 
 
En concreto, la campaña se centraría en presentar al político francés como un elitista, describiendo su estilo de vida como excesivamente lujoso. Por ejemplo, se ha publicado que los trajes de Strauss-Khan los realiza el mismo modista que viste a Obama.
 
Esta no es la primera vez que Strauss-Khan, que está casado con la periodista francesa de televisión Anne Sinclair, se ve involucrado en un escándalo de faldas. Poseedor de una conocida fama de mujeriego, el director del FMI aceptó públicamente en 2008 haber cometido «un error de juicio» por haber mantenido un idilio con una de sus subordinadas en el Fondo, institución que dirige desde julio de 2007.

 El abogado defensor de Strauss-Kahn, Benjamin Brafman, ha asegurado que su representado se declarará no culpable de todos los cargos.

Mientras tanto, el director gerente del FMI ha recibido ya la visita de Philippe Lalliot, cónsul general de Francia en Nueva York, una visita que, el portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores de Francia, Bernard Valero, ha calificado como parte de la «protección consular» que Francia otorga a todos sus ciudadanos. «La embajada de Francia y el consulado en Nueva York están movilizados», ha añadido Valero. «Estamos en contacto con el FMI y las autoridades estadounidenses», ha dicho, sin entrar a comentar nada más.

Strauss-Kahn fue detenido a bordo del avión en el que iba a viajar con destino a París minutos antes de que éste despegara. Según el portavoz de la Policía de Nueva York, Strauss-Kahn no tiene inmunidad diplomática por el cargo que ocupa. «El Departamento de Policía de Nueva York descubrió que (Strauss-Kahn) había abandonado el hotel, dejándose el teléfono móvil en la habitación», ha explicado el portavoz del Departamento, Paul Browne. «Supimos que estaba en un avión de Air France. Retrasaron el despegue para que pudiéramos sacarle del avión y ahora se encuentra bajo custodia para el interrogatorio», indicó.

La mujer que ha firmado la denuncia tiene 32 años y trabaja como camarera de hotel. Tras el supuesto incidente, «fue trasladada por el servicio de emergencias médicas al hotel Roosevelt, donde fue tratada de heridas de poca consideración», ha precisado Browne. Según la denuncia, la mujer entró en la habitación pensando que ya no había nadie. «Ha contado a los detectives que Strauss-Kahn salió del baño desnudo. Le empujó hacia una habitación de la suite y comenzó a abusar sexualmente de ella», ha relatado. Según la denuncia, la mujer consiguió zafarse pero Strauss-Kahn le agarró de nuevo y la llevó «al baño, donde cometió un abuso sexual y luego intentó encerrarla en la habitación».