·

Sigue el paro en Santa Cruz, no se acata la conciliación, el gobierno presiona con medidas legales y los cortes se profundizan

En estos momentos el conflicto docente se centra en las Heras donde, a partir de la citación que hizo el Juez Eduardo Quelín, la situación se tornó más tensa.

El gobierno provincial a través del jefe de Gabinete no descartó iniciar medidas legales y aún cuando dijo que no creer necesario que se llegue a intervenir el gremio, tampoco descartó la posibilidad de solicitarlo.

La situación conflictiva en el plano docente no tiende a mejorar, sino más bien a profundizarse en las últimas horas a partir de la citación que hizo el Juez Eduardo Quelín, quien llamó a su despacho a 36 personas, entre ellos 31 docentes, no docentes, otros docentes que nunca estuvieron de paro y hasta padres que se encontraban en los piquetes de acceso a los yacimientos.

Hoy arribó a esa localidad petrolera la representante legal de ADOSAC, quien corroboró que se le tomaron declaraciones a todas las personas citadas en el marco de una causa por entorpecimiento del tránsito y de la actividad comercial petrolera.

Esto generó una fuerte respuesta por parte del gremio, que se declaró en asamblea permanente y muy temprano en la mañana, partirán desde Río Gallegos y otras localidades vecinas, afiliados de ADOSAC, junto al Secretario General Pedro Muñoz para realizar allí en Las Heras un Congreso Provincial donde se debatirán los pasos a seguir a partir de la intimación oficial para que se acate la conciliación obligatoria y el rechazo que tuvo la nota presentada ayer ante la Subsecretaría de Trabajo, solicitando que se vuelvan a abrir las reuniones paritarias para seguir la discusión salarial.

De acuerdo a fuentes gremiales de la ciudad petrolera, el piquete más numeroso se encuentra en la terminal de YPF Las Heras 2, aunque son 8 las terminales bloqueadas por los piquetes de trabajadores de la educación.

El gobierno

Mientras tanto el Jefe de Gabinete Pablo González hizo declaraciones y sobre las posibilidades de resolver este conflicto señaló “todo parece presagiar que no hay buenas expectativas. Ayer, el sindicato presentó un escrito rebatiendo los argumentos de los considerandos de la disposición que estableció esta medida, y en realidad la ley prevé que corresponde su acatamiento no su debate a través de una instancia administrativa”.

“Yo –continúo diciendo- le contesté ayer al Secretario General de la A.Do.Sa.C., Pedro Muñoz, y le manifesté que en realidad me parecía que había una confusión, porque la conciliación obligatoria no excluye el ámbito paritario de la Ley 2986, por el contrario, lo que busca es tener un espacio de mayor tranquilidad para poder seguir negociando en paritaria con clases en las aulas”.

De esta manera sostuvo que “no entendemos porqué no se puede seguir discutiendo en paritarias con los chicos y los docentes en las aulas, y no acá enfrente de la Casa de Gobierno. La verdad es que es inexplicable la actitud de la A.Do.Sa.C. Nosotros los instamos, nuevamente, a que cumplan con la ley, ese es el motivo de la intimación, porque si no acatan la conciliación obligatoria corresponde comunicar la situación al Ministerio de Trabajo de la Nación, que es el organismo que puede aplicar los instrumentos sancionatorio que establece la norma en función de la Ley 23551”.

En declaraciones efectuadas por distintos medios de comunicación, referentes del gremio de A.Do.Sa.C. coincidieron en indicar que no acepta la conciliación obligatoria porque se tiene la “desconfianza” de que esta sea una maniobra del gobierno provincial para desactivar el paro. Al respecto, González explicó que “la ley no dice que en caso de desconfianza no se acate la medida, la norma dice que se tiene que acatar, uno no puede elegir que leyes cumplir y cuales no. Insisto, nosotros no entendemos porqué no se puede seguir discutiendo con los chicos en las aulas, la ley prevé un plazo máximo de quince días hábiles, con una opción de prórroga de cinco días más, y después las partes quedan liberadas y pueden volver al paro si quieren”.

Consultado sobre la posibilidad de intervenir el sindicato si la situación persiste en el tiempo, el Jefe de Gabinete de Ministros aclaró que “la intervención del gremio es un resorte del Ministerio de Trabajo de la Nación. No creo que se llegue a esa instancia, por ahora hay sanciones que aplicar si no se acata la conciliación obligatoria, un instrumento que tiene la ley nacional y que aplican ellos no nosotros, nosotros lo que tenemos que hacer es comunicar a ese organismo la circunstancia”.