·

Estados Unidos anunció que mató a Ben Laden

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, anunció anoche que una fuerza militar de ese país mató al líder de Al Qaeda, Osama ben Laden, a quien se responsabiliza por los atentados de 2001 en Nueva York y en Washington.

(Madrid, mayo 2 de 2011) – El presidente de EEUU, Barack Obama, ha anunciado la muerte del terrorista más buscado del mundo, Osama bin Laden.

En una alocución desde la Casa Blanca, Obama afirmó que, tras haber recibido informaciones de inteligencia fiables sobre el lugar donde se encontraba Bin Laden, en Pakistán, la semana pasada dio la orden de atacar y hoy «un pequeño grupo» estadounidense condujo la operación, en la que, tras un intercambio de fuego, se hizo con el cuerpo del terrorista.

El presidente estadounidense precisó que Bin Laden fue localizado en la localidad de Abottabad, en el norte de Pakistán. Previamente, la cadena CNN había citado a fuentes gubernamentales para afirmar que se encontraba en una mansión en las afueras de Islamabad.

«Esta noche, EEUU ha lanzado un mensaje inequívoco: no importa cuánto tiempo haga falta, se ha hecho Justicia», declaró el presidente estadounidense en su breve declaración.

Diez años después de los atentados del 11 de septiembre de 2001, en los que murieron casi 3.000 personas en Nueva York, en el Pentágono y en Pensilvania, Obama afirmó que «nuevamente se nos recuerda que EEUU puede hacer lo que se proponga. Esa es nuestra historia».

Los servicios de inteligencia estadounidenses sospechaban que Bin Laden se había movido en los últimos años por la región de la zona montañosa de Chitral en el extremo noroeste de Pakistán, cerca de la frontera con China, a Tora Bora en el Valle de Kurram, uno de los bastiones talibán más duros.

Obama ha declarado que durante estos diez años «hemos estado unidos como una gran familia americana. Nosotros iniciamos una guerra contra Al Qaeda. En estos diez años debo agradecer el trabajo de las fuerzas y cuerpos de seguridad, y de los servicios de inteligencia».

Osama Bin Laden escapó a Pakistán tras los atentados del 11 de septiembre de 2001. El presidente ha terminado su comparecencia remarcanado que «América puede hacer cualquier cosa que se proponga. Ha triunfado el compromiso de los valores, de la sangre y de los sacrificios. Una nación, bajo Dios, la libertad y la Justicia».