·

El Gobierno pidió a acusadores de Oyarbide que «retiren la denuncia»

El representante del Gobierno en el Consejo de la Magistratura, Ordiales, se lo solicitó a los consejeros que denunciaron al juez por bailar y cantar con la "Mona" Jiménez.

Oyarbide y Jiménez, días atrás en el show.

El representante del Gobierno nacional en el Consejo de la Magistratura, Hernán Ordiales, pidió hoy a los consejeros que denunciaron al juez federal Norberto Oyarbide por bailar y cantar en un show junto al músico cuartetero Carlos «Mona» Jiménez que «recapaciten y retiren la denuncia».

Días atrás, integrantes del Consejo de la Magistratura de la oposición presentaron una denuncia contra el juez por atentado contra el decoro de la función judicial lo cual, a criterio de Ordiales, configuraba «un caso de discriminación cultural y social».

En este sentido, agregó que si el magistrado «hubiera cantado con Plácido Domingo o lo hubiera hecho en otro ámbito que no sea una bailanta callejera, no lo hubieran denunciado.

En tanto, destacó en diálogo con radio América que «los casos similares siempre han sido desestimados porque justamente pertenecen a la vida privada del magistrado».

«Voy a pedir gentilmente a los denunciantes que recapaciten y retiren la denuncia. Me parece que incluso tratarlo es darle
cierta descendencia», concluyó.

El viernes, Oyarbide fue denunciado en el Consejo de la Magistratura por haber afectado el «decoro de la función judicial» tras cantar y bailar junto al músico Carlos «La Mona» Jiménez durante un show en Córdoba.

La presentación fue realizada por los consejeros Ricardo Recondo, representante de los jueces, y Alejandro Fargosi, de los abogados, ante el Consejo, donde se abrirá un expediente para investigar a Oyarbide por presunto mal desempeño de sus funciones, informaron a DyN fuentes judiciales.

Los consejeros entendieron que el magistrado violó el artículo 14 del Consejo que sanciona a los jueces que cometan «actos ofensivos al decoro de la función judicial o que comprometan la dignidad del cargo» y el artículo octavo del Reglamento de la Justicia Nacional por el cual los magistrados «deberán observar una conducta irreprochable».

Oyarbide se mostró públicamente varias veces con el cantante Jiménez, a quien incluso acompañó en un homenaje a su trayectoria en Córdoba, y participó en varias ediciones de los desfiles de carnaval en el corsódromo de la ciudad entrerriana de Gualeguaychú.

Días atrás, la Sala II de la Cámara Federal porteña reprendió al juez federal Oyarbide por su actuación en la causa de la «mafia de los medicamentos» y le ordenó que actuara en ese proceso con «equilibrio», «serenidad» y «equidistancia» de las partes intervinientes.