·

Jubilaciones de privilegio en TDF

Hay jubilaciones de 40 mil pesos mensuales. Muchas de ellas corresponden a regímenes de privilegio, como la ley 460. Y los beneficiarios son ex jueces de la provincia. Además, dentro de las 40 jubilaciones mayores, ninguna es inferior a los 20 mil pesos. Y entre las 100 màs altas ninguna baja delos 17 mil pesos.

(Río Grande, 05 de abril de 2011) – Un informe del Diario del FIn del Mundo señala que la  jubilación más alta que paga el sistema previsional fueguino es de $43.856,50 mensuales, y la percibe el ex integrante del Superior Tribunal de Justicia Tomás Hutchinson.

El valor es “en bruto”, similar a todos los que se mencionarán en esta nota, aunque al tratarse de jubilaciones, a las cifras mencionadas sólo se le descuenta un 3% de aporte a la obra social para obtener el valor de cobro “de bolsillo”.

Hutchinson no es el único que cobra más de 40 mil pesos por mes de haber jubilatorio. Otro ex juez de la Corte, Félix González Godoy, percibe $ 42.252.

Un rápido vistazo por el listado de las primeras cien jubilaciones que liquida el IPAUSS alcanza para entender por qué el sistema previsional se encuentra al borde del abismo, casi sin recursos para hacer frente a las obligaciones elementales, y con una proyección de quiebre a corto plazo.

La nómina también muestra cómo el sistema se fue llenando de privilegiados, que cobran mucho a pesar de haber aportado por poco años.

Debajo de las dos personas que cobran las jubilaciones más altas de Tierra del Fuego, otras siete perciben más de 30 mil pesos mensuales de jubilación.

Y del “top ten”, siete son jubilaciones anticipadas de la ley 460, es decir, personas que aportaron cinco años al sistema. Los otros tres son una pensión, una jubilación por invalidez y una jubilación ordinaria, la del ex jefe de fiscales (y ex vicegobernador) Carlos Bassanetti, único funcionario judicial que resistió jubilarse antes de tiempo durante la embestida del ex gobernador Carlos Manfredotti para formar una Justicia a su propio gusto.

Para tomar dimensión de la influencia de la ley 460 en los privilegios jubilatorios que hoy sostienen todos los afiliados al IPAUSS, basta con un dato elocuente: las 14 jubilaciones más altas corresponden a ex jueces o a pensiones derivadas del fallecimiento de alguno de ellos.

Según datos oficiales,  se pagan 611 jubilaciones anticipadas, lo que representa el 22,87% del total de jubilados. Si a esa cifra se le agregan los jubilados por el sistema de los 25 inviernos, se concluye que casi uno de cada tres jubilados corresponde a regímenes de privilegio.

Un análisis más global del top 100 jubilatorio indica que dentro de las mejores 40 jubilaciones que paga el IPAUSS, no hay ninguna inferior a los 20 mil pesos mensuales, y de ellas, 12 son anticipadas.

Y si se toma al conjunto de los cien principales haberes, sólo para intentar explicar que el nivel de los privilegios se extiende mucho más abajo en la lista consultada, también se pueden extraer otros datos esclarecedores.

Por ejemplo, dentro del top 100 no hay jubilaciones inferiores a los 17 mil pesos mensuales.
Sólo en esa porción de jubilados, el sistema invierte 2.178.782 pesos cada 30 días.

En total, el IPAUSS liquidó en marzo 3811 jubilaciones y pensiones. Y para ello erogó 31.801,060 pesos.

Estos últimos datos sirven para corroborar que el problema no sólo está en la cúspide de la nómina de beneficiarios. De las 3811 jubilaciones (y pensiones) 2153 (el 56,49%) corresponden a haberes mayores a 7000 pesos mensuales. Dicho de otro modo, más de la mitad de los jubilados del IPAUSS cobra más de 7 mil pesos por mes, cifra bastante superior a la de miles de trabajadores en actividad dentro y, especialmente, fuera del Estado.