·

Tras cerrar 34 radios, Chávez fue premiado en La Plata

La Facultad de Comunicación Social le entregó el galardón Rodolfo Walsh al presidente de Venezuela. Su decana admitió que "no es un premio neutral". Quebracho, La Cámpora y Colina son algunas de las agrupaciones que participaron el acto.

«Recibo este premio en nombre de un pueblo que tiene muchos años luchando por darle forma a una nueva dinámica de información, libre de la dictadura mediática y de la burguesía«, declaró el bolivariano luego de recibir el premio.

De ese modo Chávez se refirió al premio que le otorgó esta tarde la Facultad de Comunicación Social de la Universidad de La Plata, luego de agradecerle la presencia a las agrupaciones que participaron en el acto.

Entre ellas, el caudillo mencionó a La Cámpora, Colina, Quebracho y Madres de Plaza de Mayo. También le agradeció su presencia a la militante jujeña Milagro Sala y al gremialista Julio Piumato.

Chávez «brincó» con los presentes cuando un grupo de militantes empezó a pedir la reelección de Cristina Kirchner y también saludó a los hijos de la Presidente.

«Hay que señalar a la dictadura mediática. Luchar contra ella y derrotarla. El pensamiento crítico es vital«, indicó Chávez.

«Espero merecer ese reconocimiento. Este premio forma ya parte del pueblo venezolano. Rodolfo Walsh, ese gran luchador, mártir de las luchas argentinas y latinoamericanas…», prosiguió.

En otro párrafo de su discurso, el mandatario venezolano hizo referencia al conflicto desatado en Libia: «Qué curioso el premio Nobel que tenemos ahora, Obama. Recibió varias guerras y las ha continuado, ahora abrió otra guerra, atropellando el derecho internacional, matando gente inocente».

Chávez consideró que en 2001 «surgió en el sur de América, aquí en estas tierras, una poderosa señal, la rebelión del pueblo argentino, que resucitó como ya lo había hecho el pueblo venezolano».

El mandatario venezolano leyó un escrito de Fidel Castro sobre el conflicto armado en Libia y aprovechó la ocasión para respaldar la «soberanía» del régimen de Muammar Khadafi, que ya causó miles de muertes.

El bolivariano volvió a resaltar la figura de Néstor Kirchner y respaldó una eventual candidatura de Cristina Kirchner para la reelección. «No tengo dudas de que es Cristina la mujer que necesita la Argentina para asegurar el rumbo de esta nave», declaró.

El último capítulo de su discurso estuvo orientado a los jóvenes. Indicó que «es imprescindible que se logre un crecimiento sostenido de la participación de los jóvenes y de los movimientos sociales» y resaltó la conformación de la Unasur, «pese a todo lo que hicieron los EEUU», reflexionó.

“Siempre adelante, nunca atrás. Y lo que ha de ser, que sea”, fue la frase que utilizó Chávez para cerrar su discurso, que comenzó a las 19 y terminó a las 21.