·

El presidente de la UCR emitió duras críticas a Sanz y recalentó la interna

Rozas dijo que actuó "de muy mala fe" al haber sugerido una cercanía de Alfonsín con el kirchnerismo; "Sabe que va a perder por una diferencia tremenda", disparó; el mendocino supervisa los padrones de los comicios del 30 de abril.

Rozas recalentó aún más el agitado proceso con vistas a la interna del 30 de abril, en la que se enfrentarán el diputado Alfonsín y el senador Sanz para definir la candidatura presidencial partidaria.

El presidente de la UCR, Angel Rozas, dijo hoy que Ernesto Sanz actuó «de muy mala fe y con irresponsabilidad» en sus denuncias sobre el presunto apoyo que Ricardo Alfonsín podría recibir del kirchnerismo y advirtió que el mendocino «quiere complicar las cosas porque sabe que va a perder por una diferencia tremenda» en las internas de abril.

El jefe del radicalismo cuestionó duramente a Sanz por haber deslizado que Alfonsín podría recibir ayuda del kirchnerismo y que, por ello, iba a estar atento para la disputa por la candidatura presidencial.

«Me parece que Sanz está queriendo complicar las cosas porque sabe que no le va a ir bien el 30 de abril, sabe que va a perder por una diferencia tremenda en el país y entonces está buscando seguramente a algunos analistas que hoy les serán socios, vaya a saber por qué, para hacer estas reflexiones», disparó en declaraciones a radio El Mundo, el ex gobernador del Chaco.

«Me parece una irresponsabilidad la de Ernesto Sanz, con la finalidad de subirse al ring con una descontextualización total de la realidad, salir haciendo acusaciones que están absolutamente lejos de toda verdad», fustigó el chaqueño.

El duelo verbal entre los dos rivales de la interna radical se fue incrementando en las últimas horas. Sanz sugirió que el alfonsinismo contribuyó al triunfo del radicalismo prokirchnerista en Río Negro, y desde el alfonsinismo respondieron que eso era «una infamia».

Los sectores cercanos a Alfonsín entienden que Sanz apunta a denunciar una presunta cercanía con el Gobierno para atraer el apoyo del votante antikirchnerista en las elecciones internas.

Hoy, Rozas reafirmó: «Nuestro verdadero adversario político en el país es el kirchnerismo, estamos preparándonos para desplazarlo del poder, para ganarle el 23 de octubre, y me parece que Ernesto Sanz no está actuando correctamente».

Denuncias en Neuquén y San Luis. Rozas rechazó las especulaciones del entorno de Sanz por casos como el de Neuquén, en donde el candidato a gobernador Martín Farizano -que alabó públicamente a Alfonsín- armó un acuerdo con el kirchnerismo y lleva como compañera de fórmula a Nanci Parrilli, hermana del secretario de la Presidencia, Oscar Parrilli.

«Eso no significa que nosotros hayamos tenido un entente nacional, para nada; esas son alianzas provinciales que, conforme a las circunstancia políticas de cada región, el partido resuelve, pero no las resolvió Ricardo Alfonsín, ni Farizano es su delfín».

Asimismo, minimizó las conversaciones entre sectores kirchneristas y del radicalismo puntano para avanzar en un frente político a fin de disputar la gobernación de San Luis, en manos del peronista disidente Alberto Rodríguez Saá. «Los Rodríguez Saá manejan San Luis desde el año ’83 y acuerdos entre radicales y peronistas disidentes se han hecho mil veces», remarcó Rozas.

Desconfiado, el entorno de Sanz observa que el Gobierno le dispensa un trato a Alfonsín muy distinto que a él, que se considera el real opositor. Y supervisa con atención la confección de los padrones para la votación (en manos de Angel Rozas), posible nueva piedra de discordia.