·

Aviones franceses abrieron fuego contra las tropas de Khadafi

Uno de los cazas que sobrevuelan la región destruyó cuatro tanques de las fuerzas leales, informó el Ministerio de Defensa galo. Se sumarán unidades españolas, italianas y estadounidenses.

[imagebrowser id=18]

El portavoz de la cartera, Laurent Teisseire, declaró ante periodista que «un primer objetivo fue detectado y destruido». La operación contra el régimen libio incluye la actuación de 20 aviones en un área 100 kilómetros a 150 kilómetros alrededor de Bengasi. Mientras que el domingo llegará a la región el portaaviones Charles de Gaulle.

Los caza Rafale despegaron al inicio de la tarde de la base de Saint Dizier (este de París) donde suelen estar estacionados, agregó esa fuente. Esos aviones de combate están concebidos para misiones de bombardeo, reconocimiento y defensa aérea. Además, el Departamento de Defensa de los EEUU confirmó que tres submarinos se encuentran en el Mar Mediterráneo para apoyar las operaciones.

La ministra de Defensa española, Carme Chacón, presidirá esta tarde una reunión en el Estado Mayor para coordinar el despliegue militar de su país como parte de la ofensiva internaiconal, encargada de dar cumplimiento a la Resolución 1973 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

El dictador libio envío un mensaje al mandatario estadounidense, Barack Obama, y el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon: «Todo el pueblo libio está conmigo y están dispuestos a morir por mí, los hombres, las mujeres y los niños», aseguró un portavoz libio.

La Cruz Roja internacional instó a todas las partes que cumplan las normas internacionales y que permitan al personal méico y ambulancias acceder a los heridos para brindarles atención.

El líder del Consejo Nacional de Bengasi, Mustafa Abdul Yalil, aseguró que tropas gubernamentales atacaron con tanques y fuego de artillería barrios residenciales de la ciudad, provocando muchas víctimas.

Al Yazeera había afirmado previamente que las tropas de Khadafi entraron en Bengasi y atacaron la ciudad por tierra y aire. El canal árabe y la BBC informaron del derribo de un avión de combate que sobrevolaba la ciudad y estaría infringiendo la zona de exclusión aérea impuesta por Naciones Unidas.

El gobierno de Trípoli negó sin embargo haber atacado la ciudad y, a través de agencia de noticias oficial Jana, aseguró que sus tropas sólo se defendían del fuego de los rebeldes.

El gobierno de Khadafi acusó a «afiliados a Al Qaeda» de atacar a sus fuerzas destacadas en el oeste de Bengasi. Además, acusó a los rebeldes de emplear «un helicóptero y un avión de combate para bombardear a las fuerzas armadas libias en una flagrante violación de la zona de exclusión aérea impuesta por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas», informó Al Jazeera.

Un avión militar fue derribado este sábado por la mañana en Bengasi, bastión de la rebelión en el este de Libia, y cayó a tierra, constataron algunos periodistas de medios extranjeros. El aparato llevaba varios minutos sobrevolando la ciudad. Su parte trasera derecha estaba en llamas. Se estrelló en la ciudad en una zona residencial del sur de Bengasi provocando una explosión seguida de una humareda.