·

Aerolíneas cancelan vuelos a Tokio y aconsejan no viajar

Lufthansa, Air China, Air France-KLM, EVA Airways y SAP, entre otras, desviaron a los pasajeros a Osaka y Nagoya y aseguraron que sus aviones no tienen radiactividad; varios gobiernos europeos piden no volar a Japón

Air France-KLM, la mayor aerolínea de Europa por ingresos, sacó a todo su personal ayer de Tokio, llevándolo a Osaka.

Varias aerolíneas de Asia y Europa suspendieron vuelos a Tokio desde esta tarde, desviando los aviones al sur por el creciente temor a la contaminación nuclear tras el devastador terremoto y tsunami de Japón.

La alemana Lufthansa dijo que los vuelos con destino a Tokio serán desviados a Osaka y Nagoya al menos hasta el fin de semana e informó que los aviones que regresaron desde Tokio el lunes no estaban contaminados. «La aerolínea mantiene sin modificaciones el resto de sus vuelos al país», explicó el portavoz Thomas Jachnow.

Air China anució que había cancelado vuelos a Tokio desde Pekín y desde Shanghai, principalmente por la falta de capacidad operacional en algunos aeropuertos, mientras que la taiwanesa EVA Airways anunció que cancelaría vuelos a Tokio y Sapporo hasta el final de marzo.

Otras aerolíneas tomaron medidas para limitar la presencia de sus trabajadores en Tokio. Compañías internacionales como SAP e Infineon están sacando a su personal de la capital y llevándolo a locaciones más al sur por miedo a la radiación.

Air France-KLM, la mayor aerolínea de Europa por ingresos, sacó a todo su personal ayer de Tokio, llevándolo a Osaka, dijo la portavoz de KLM, Gedi Schrijver. Swiss International Air Lines admitió que había introducido una parada temporal en Hong Kong en su ruta a Tokio para poder acortar los tiempos de regreso de la capital japonesa.

Otras aerolíneas, como British Airways, Virgin Atlantic y Finnair, si bien dijeron que aún estaban volando a los aeropuertos de Narita y Haneda en la capital japonesa, emitieron advertencias a raíz de los crecientes niveles de radiación.

Los gobiernos de Gran Bretaña y Holanda aconsejaron no viajar a Tokio y al noreste de Japón a menos que fuera por algo esencial. Italia recomendó a sus ciudadanos evitar totalmente los viajes al país asiático y en particular los viajes al noreste.

Por su parte, la asociación de aerolíneas BARIG -a la que según sus propias indicaciones pertenecen unas 100 líneas aéreas- indicó que las empresas se encuentran estudiando la situación para analizar los pasos a seguir. Esto podría ocurrir en breve, precisó el secretario general Martin Gaebges.