·

Los teléfonos importados tendrán trabas para ingresar al país

IPhone, de Apple, y BlackBerry, tendrán fuertes trabas para ingresar a la Argentina, debido a las nuevas medidas proteccionistas adoptadas por el Gobierno nacional.

(Río Grande, 13 de marzo de 2011) Los teléfonos no fabricados en la Argentina representan 6 de cada 10 unidades vendidas. Quedarán frenados en la Aduana hasta que se les autorice su ingreso.

Los famosos teléfonos iPhone, de Apple, y BlackBerry, de RIM, tendrán fuertes trabas para ingresar a la Argentina, debido a las nuevas medidas proteccionistas adoptadas por el Gobierno nacional.Ni la empresa de Steve Jobs ni la firma canadiense que fabrica el BlackBerry tienen plantas de ensamblado subcontratadas en Tierra del Fuego.

Ni la empresa de Steve Jobs ni la firma canadiense que fabrica el BlackBerry tienen plantas de ensamblado subcontratadas en Tierra del Fuego, como si es el caso de Samsung, Nokia, LG, Motorola y Alcatel.

De acuerdo al artículo 6 de la resolución 45/2011 del Ministerio de Industria de la Nación, que entró en vigencia esta semana, todos los teléfono móviles que lleguen al país como bien de consumo, es decir, producto terminado, estarán afectados por el régimen de Licencias No Automáticas.

Los teléfonos no fabricados en el país, que representan 6 de cada 10 unidades vendidas, deberán recibir autorización especial para ingresar, y quedarán frenados en la Aduana hasta que se les autorice su ingreso en plazos máximos que pueden oscilar entre 60 y 180 días.

La importación de teléfonos celulares se concentra en unidades de bajo costo que se fabrican en Brasil y países asiáticos y modelos como el Blackberry y el iPhone.

La resolución de Industria también también contempla otras trabas para productos tales como televisores, receptores de radio, equipos de grabación de sonido, cámaras de televisión, monitores de PC, reproductores multimedia y de DVD y Blueray.

Dentro de los productos de alta gama, también quedan afectados líneas tales como el iPod y la iPad.

Tras la sanción de la reforma fiscal conocida por sus detractores como «impuestazo tecnológico», se impulsó la fabricación de electrodomésticos y bienes tecnológicos fabricados en suelo fueguino.

Según la estimación de la ministra de Industria, Débora Giorgi, en diciembre pasado, durante 2011 se fabricarán aproximadamente 6 millones de “celulares argentinos”, por lo cual cerca de la mitad del mercado restante de sostenerse la demanda seguirá dependiendo de la importación.