·

Japón sufre el terremoto más grave de su historia, seguido de un devastador tsunami

Hubo tsunamis por el sismo de 8,9 grados. Hay decenas de muertos, edificios destrozados e incendios. Vea la galería de imágenes

Decenas de personas murieron o están desaparecidas por el terremoto de 8,8 grados en la escala abierta de Richter que sacudió hoy Japón, el mayor de su historia, que derruyó edificios, causó numerosos incendios y originó un tsunami con olas de hasta diez metros.

Según los últimos datos oficiales, al menos 59 personas murieron y hay docenas de desaparecidos, pero el recuento de víctimas no hace más que aumentar.

Grandes olas en Sendai. La Agencia Meteorológica nipona revisó hoy al alza la magnitud del sismo, que causó un tsunami con olas de hasta diez metros en el puerto de Sendai, numerosos edificios derruidos y una multitud de incendios en la franja oriental del Pacífico.

El terremoto ha sido mayor que el que en 1923 se produjo en Tokio, de 7,9 grados, y causó la muerte de más de 140.000 personas, si bien entonces las infraestructuras de Japón no estaban tan preparadas como ahora para afrontar los temblores.

Alerta nuclear. El fuerte sismo causó «daños mayores», según dijo el primer ministro Naoto Kan. Sin embargo, aseguró que las instalaciones nucleoeléctricas en la zona no fueron perjudicadas y no había filtración de radiación.

De todos modos, una empresa informó sobre un incendio en turbina en construcción en una planta nuclear de electricidad en el noreste de Japón. Y posteriormente, el Gobierno emitió un estado de emergencia en planta nuclear por avería en el sistema de enfriamiento, sin que haya reportes de filtración de radiación.

El secretario del gabinete, Yukio Edano, dijo que la planta, en Fukushima, tuvo una avería mecánica en el sistema necesario para enfriar al reactor después de que fue apagado durante el terremoto del viernes en el noreste del país. La medida fue precautoria y no hubo fuga radiactiva en el planta nuclear de electricidad Número 1.

En Miyagi. Sendai, capital de la provincia de Miyagi y con cerca de un millón de habitantes, parece ser una de las ciudades más afectadas por el seísmo, que provocó olas de hasta diez metros que llegaron a su puerto.

El terremoto se produjo a las 14.46 hora local con epicentro en el Océano Pacífico, a 130 kilómetros de la costa de la provincia oriental de Miyagi y a una profundidad de 20 kilómetros.

Media hora más tarde, a las 15.15 hora local, un segundo terremoto de 7,4 grados en la escala de Richter se registró al sur del primero, también con epicentro en el Pacífico y esta vez a unos 100 kilómetros de la provincia de Ibaraki.

El principal vocero del gobierno, Yukio Edano, anunció el envío de soldados a la zona afectada por el temblor para apoyar las acciones de asistencia.