·

Ordenan detener a ex vicecomodoro en Córdoba por el crimen de Angelelli

Es por delitos de lesa humanidad en la causa Angelelli. Fernando Estrella ya cumplía prisión domiciliaria en Ascochinga.

La Justicia federal de La Rioja ordenó la detención del ex vicecomodoro Fernando Estrella por su vinculación con el asesinato del ex obispo Enrique Angelelli, ocurrido el 4 de agosto de 1976.

Estrella, quien cumplía arresto domiciliario en Córdoba por otra causa por delitos de lesa humanidad, fue indagado ayer por el juez federal Daniel Herrera Piedrabuena.

Chamical. El ex militar actuaba como segundo jefe durante la dictadura desde la base aérea de Chamical, desde donde entre otros hechos de represión se movilizó una comisión que secuestró, torturó y asesinó a los sacerdotes Carlos de Dios Murias y Gabriel Longueville días antes del «accidente» presuntamente armado para matar a Angelelli.

Aunque no hubo pronunciamientos oficiales, fuentes judiciales dijeron que Estrella se declaró «inocente» en relación a su supuesta participación en el hecho que le costó la vida al ex obispo.

Pero Herrera Piedrabuena ordenó detenerlo, alojarlo en el Servicio Penitenciario Provincial y le trabó embargo sobre sus bienes por un millón de pesos para afrontar los costos del proceso y las responsabilidades civiles que les pudieran caber.

Hasta el viernes, cuando fue trasladado a La Rioja, Estrella cumplía arresto domiciliario en Ascochinga, Córdoba.

En la misma causa se investiga también el intento de homicidio del ex sacerdote Arturo Pinto, quien viajaba junto al obispo Angelelli por la ruta nacional 38, de regreso a Capital desde Chamical.

Estrella tiene 78 años, es diabético y no se descarta que la defensoría oficial solicite la prisión domiciliaria, un beneficio del que ya gozaba en Córdoba.

En el marco del mismo expediente 5144/2006, se esperan las indagatorias de otros imputados en la causa, que fueron postergadas: Luciano Benjamín Menéndez y Jorge Rafael Videla, aunque en estos casos el juez federal de La Rioja podría trasladarse para tomarles testimonio.

El ex vice comodoro Estrella está también imputado en la causa por el asesinato de los sacerdotes, expediente 5245/06, caratulado como «Estrella, Luis Fernando y otros/Homicidio calificado reiterado, privación ilegítima de la libertad seguida de muerte y tormentos».

Herrera Piedrabuena decidió detener a Estrella luego de haber sobreseído y beneficiado con falta de mérito a varios reconocidos represores, entre ellos Menéndez, y el ex juez federal de la dictadura Roberto Catalán en la causa abierta por lo ocurrido en la cárcel de La Rioja durante la última dictadura.

Esta decisión, tomada a mitad de la feria judicial de enero y conocida recién cuando Catalán fue visto circular en libertad por la ciudad de La Rioja en febrero, le valió al juez muchos reclamos y el pedido de remoción de su cargo desde distintos puntos del país.

Según fuentes judiciales, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación le habría hecho saber que su pronunciamiento, ahora apelado en Córdoba, era «insostenible».

La situación del juez federal actual es vista con interés también en Córdoba porque él tendrá a su cargo juzgar la actuación de los funcionarios judiciales que actuaron en la investigación y el juicio contra quienes torturaron y asesinaron personas en la Cárcel de San Martín.