·

Chubut: Destrucción y 120 evacuados en Lago Puelo y El Hoyo

Unas 13 viviendas fueron destruidas en Lago Puelo y El Hoyo, en Chubut, por el incendio que comenzó el lunes pasado y fue apagado hoy por las lluvias, aunque se mantenía una "guardia de cenizas".

Fuentes de los brigadistas y periodísticas locales señalaron a Télam que a las 5.47 de hoy comenzó una fuerte lluvia que duró toda la mañana y acabó con el fuego que se había expandido por los cerros Currumahuida y Radal y avanzó en los ejidos urbanos de ambas ciudades andinas.

La guardia de cenizas y las tareas de remoción y extinción del «fuego rastrero» que persistía era llevada a cabo por unos 300 brigadistas y 66 bomberos, provenientes de esas comunas chubutenses y de El Bolsón y San Carlos de Bariloche, en Río Negro.

La directora del diario Ruta 40, Nancy Aleuy, quien se encontraba en el lugar arrasado por el incendio, dijo a esta agencia que el balance daba «tres casas siniestradas en Lago Puelo, aproximadamente 10 en El Hoyo, 22 evacuados de Puelo que ya regresaron a sus casas, y más de 100 en El Hoyo».

La periodista, quien se encontraba en el paraje Golondrinas, entre las ciudades afectadas, comentó que «gracias a la lluvia bajó la temperatura, lo que facilita la tarea de los brigadistas, porque las piedras estaban tan calientes que era imposible permanecer y hubo algunos que debieron ser retirados del lugar».

No obstante, aclaró que «en esta montaña (Currumahuida), todo es escarpado y el fuego sigue activo rastrero, no se ven las llamas altas de ayer, pero aún no está extinguido, por eso trabajan en las guardias de cenizas, que calculamos que durarán unos siete días».

Aleuy destacó el trabajo realizado por bomberos y brigadistas, gracias a quienes, aseguró, se pudieron salvar varias casas que fueron protegidas mediante cortafuegos y otras técnicas de lucha contra las llamas.

Sobre El Hoyo, el director de Defensa Civil provincial, Evaristo Melo, precisó a Télam que el barrio Cumehue tuvo que ser totalmente evacuado y que las llamas destruyeron 10 casas, un restaurante y un complejo de cabañas, además de afectar el tendido eléctrico, por lo que había caído ese servicio.

Melo aseguró que «no hay daños personales, no hay personas desaparecidas pero sí autoevacuados y ahora tenemos que ser inteligentes, aprovechar la lluvia y encarar los focos más activos».

La editora de Ruta 40, añadió que «a los evacuados les darán un subsidio de 3.000 pesos y les alquilaron casas equipadas, por cuenta del gobierno provincial, hasta que estén listas las nuevas viviendas que se comprometió a construir o reconstruir».

El Plan Nacional de Manejo del Fuego (PNMF) confirmó que por el incendio en el Cerro Currumahuida hubo daños en estructuras y viviendas en esa zona andina de Chubut pero no se registraron decesos.