·

Se afianzan las soluciones para cargar dispositivos sin cables

La llamada carga por inducción traerá importantes novedades este año, las cuales serán aprovechadas por aquellos que no desean cargar nunca más con el cargador de su smartphone u otro gadget encima

La carga por inducción permite que un dispositivo se recargue sin necesidad de que esté conectado directamente a la corriente mediante un enchufe. Sólo es necesario que dos superficies estén en contacto: el dispositivo en sí y una base especial, que sí se enchufa o que bien puede funcionar con su propia batería.

Desde hace tiempo existen compañías orientadas al sistema, pero recién ahora el concepto de carga por inducción cobra fuerza gracias a diversas apuestas de los fabricantes de dispositivos y a las nuevas soluciones disponibles.

Una de las empresas que más apostó por las superficies de carga inalámbrica es Powermat, la cual cerró un acuerdo con Arconas, una fabricante de muebles de espacios públicos.

Por eso será normal ver que varios aeropuertos alrededor del mundo incorporen en breve una mesa especial donde el usuario podrá apoyar su gadget y dejarlo cargando. Esta superficie tendrá además en la parte frontal dos enchufes comunes y corrientes y puertos USB.

El anuncio fue realizado en la Mobile World Congress de Barcelona, donde se recordó que HP fue uno de los primeros en emplear el sistema de carga por inducción, sistema que apodó Touchstone.

Este dispositivo se vendía por separado para los celulares Palm Pre y Pixi y ahora lo mantendrá (y mejorará) en sus Pre 3, Veer y la tablet Touchpad.

Powermat también cerró un acuerdo con General Motors, automotriz que construirá algunos de sus modelos con un hueco especial sobre el que el dispositivo se recargará sin necesidad de cables.

La empresa espera además arribar a un acuerdo con un fabricante de computadoras para ofrecer un sistema de carga para notebooks, lo cual podría terminar de eliminar para siempre la necesidad de andar con un cable encima.

Carcasas y tablas

Powermat ofrece carcasas para modelos específicos de smartphones, reproductores de música y consolas portátiles y bases para cargar de forma inalámbrica múltiples dispositivos.

A diferencia del año anterior, los nuevos modelos de cargadores inalámbricos son más pequeños y estilizados, una diferencia que los usuarios sabrán apreciar.

La carcasa nueva para el iPhone 4 tiene prácticamente el mismo tamaño que cualquier funda de protección, e incluso viene en colores.

Lo mismo sucede con el BlackBerry Bold 9700, donde sólo es necesario cambiar la tapa de la batería para agregar el sistema de carga inalámbrica.

La empresa posee además de cargadores externos que aprovechan las tablas de carga.

Son pequeños elementos que captan la inducción y se enchufan a diferentes dispositivos mediante adaptadores.

Powermat agregó docks que funcionan para iPod, iPad, iPhone, es decir, algo que ni la propia Apple permite ya que cada dispositivo emplea un cargador distinto.

Lo único cierto es que un futuro sin cables se asoma sin pausa.