·

El gobierno cree que es “excelente” la atención en San Sebastián

A pesar de las largas esperas y la pésima atención en el sector de migraciones, el gobierno provincial se manifiesta complacido por el funcionamiento del sistema. El tránsito de turistas se incrementó 12% este año.

(Río Grande, febrero 1 de 2011) –  El Gobierno de la provincia informó hoy respecto del movimiento migratorio en el puesto fronterizo de San Sebastián, precisando que el flujo turístico se incrementó un 12% respecto del año anterior.

De acuerdo a las últimas estadísticas de la Dirección Provincial de Límites y Fronteras, el movimiento turístico registrado en diciembre de 2010 y enero de 2011, ha sido “importante” y aumentó el 12 por ciento en relación a años anteriores.

Según datos oficiales suministrados por la Dirección, en el primer mes del año, se observó un flujo importante de fueguinos que atravesaron el Paso Fronterizo San Sebastián, ya que según informaron, 74.373 fueron las personas que salieron por tierra de la Provincia en busca de su descanso anual, y lo hicieron a bordo de 20.912 vehículos, en no más de 30 días.

Al respecto, Octavio Simón, responsable del área, destacó como “positivo” la implementación del nuevo sistema informático de migraciones, implementado por el Gobierno provincial el pasado mes de diciembre, que permitió una “agilización fluida” de pasajeros en el Paso Fronterizo.

En tanto, el pasado mes de diciembre, ingresaron a la Isla 17.362 personas y egresaron 31.778; mientras que sobre un total de 15.450 automóviles, ingresaron unos 5.712 y salieron 9.738.

En ese sentido, el funcionario calificó el funcionamiento del sistema de la Tarjeta Única Migratoria (TUM), como  “óptimo y eficiente”, entendiendo que si bien es algo nuevo para los ciudadanos, “pudieron llevar los formularios impresos directamente de la pagina web de la Dirección Nacional de Migraciones (www.migraciones.gov.ar) y eso permitió agilidad en el tránsito de los vacacionistas”.

A pesar de las declaraciones del funcionario, quienes debieron atravesar el paso fronterizo pudieron comprobar que las esperas fueron muy extensas, que el trámite en casi todos los casos se debió realizar en forma manual y que “por falta de sistema” el trámite migratorio no ha mejorado respecto de otros años.

La imagen que ilustra esta nota –con colas que superaron los centenares de metros- es testimonio cabal de una situación que se repitió durante casi todo el mes de enero, en particular los fines de semana cuando el flujo de turistas era mayor.