·

Habrá controles de tránsito más rigurosos

En 94 operativos de tránsito realizados a conductores durante 2010, 248 personas fueron sorprendidas en la vía pública por circular con exceso de grado de alcohol en sangre. Más de 3 mil automovilistas fueron sometidos al control.

(Río Grande, 23 de Enero de 2011)- Los datos se desprenden de un informe estadístico elaborado por la Dirección General de Planificación de Transporte y Seguridad Vial, Zona Norte, que abarca infracciones y actas labradas a automovilistas, así como también resultados de operativos de alcoholemia efectuados durante el transcurso del pasado año.

Así, sobre un total de 932 infracciones realizadas, los datos suministrados por la Dirección apuntan que en noviembre pasado se produjeron 236 infracciones, seguido por 96 en diciembre.

En tanto, en lo que respecta a actas labradas, en noviembre -el último período del año- se efectuaron 185 actas sobre un total de 705 en 2010.

Por otra parte, se supo que de 94 operativos de alcoholemia realizados durante 2010, al 82 por ciento de las personas que se realizaron el test les dio negativo, llegando sólo el 9 por ciento a encontrarse en estado de ebriedad, superando de esa forma el 0.5 permitido de alcohol en sangre.

En ese sentido, las cifras desglosan que, sobre un total de 3.266 automovilistas, entre hombres y mujeres de 19 a 35 años, se detectó que 284 conductores transitaban en estado de ebriedad, superando el grado de alcohol en sangre permitido.

Las cifras indican que de casi 3 mil controles a automovilistas, sólo 300 de ellos se encontraban fuera de regla, por tal motivo, el director Operativo Zona Norte, Julio Rodríguez, explicó que para el 2011 desde el área se pondrán como objetivo profundizar la “fiscalización y prevención de la seguridad vial”.

El funcionario detalló que una constante en la sociedad es que los accidentes automovilísticos no cesan y explicó que “esto se debe en gran parte a la falta de conciencia de los conductores, porque por distintos medios se informa cuáles son los recaudos que deben tener cuando conducen, y no se están tendiendo en cuenta”, deslizó.

En ese aspecto, para Rodríguez, la falencia principal es la “falta de madurez y respeto por el otro” por parte de los automovilistas, pero a eso se suma otro factor, que es el Parque Automotor de la Provincia que cada año es habitado por más automóviles.

Allí, se observan con mayor frecuencia vehículos modernos y camiones de gran porte, muchos de ellos fabricados con sofisticada tecnología; por lo tanto, “los avances tecnológicos están superando a las personas, en este caso a los conductores, quienes sufren accidentes por la alta velocidad en la que transitan”, evaluó el funcionario.

En ese contexto, el director dijo esperar que para este 2011, las estadísticas mejoren, principalmente en lo que respecta a controles de alcoholemia, porque “lo más importante es que no se pierda ninguna vida humana”.

Rodríguez expresó, por último, que la Dirección de Transporte de la Zona Norte, “llevará adelante un control más riguroso, puntualmente en los períodos de verano, invierno y festividades; es decir, en los momentos del año en los que se registran mayores accidentes”.