·

«Me quedo porque Guardiola confía en mí»

El marcador central argentino Gabriel Milito ratificó hoy que decidió quedarse en el Barcelona porque cuenta con “el apoyo y la confianza” del técnico Pep Guardiola y no siente que permaneciendo en el club catalán peligre su participación en la Copa América.

Milito, de 30 años, explicó que su “deseo de jugar y de tener continuidad” lo llevó a reflexionar sobre la posibilidad de abandonar el conjunto azulgrana, donde comparte vestuario con sus compatriotas Lionel Messi y Javier Mascherano, pero tras evaluar varias ofertas y tomarse un tiempo para pensar decidió que “quedarse es lo mejor”.

”Creo que no es el momento de marcharme del club, de dejar el equipo. Disfruto el día a día con mis compañeros y de verlos jugar cuando estoy afuera y cuando me toca jugar también lo paso muy bien”, expresó el ex defensor de Independiente en la conferencia de prensa que brindó en la ciudad deportiva de Sant Joan Despí.

El “Mariscal”, quien llegó al Barcelona en 2007 y tiene contrato vigente hasta el 30 de junio del año próximo, sostuvo: “En ningún momento pensó en irme de forma definitiva, pero tuve la duda, por mi deseo de jugar y porque tuve la posibilidad de hacerlo”, tras recibir varias ofertas, entre ellas la del Málaga.

”Como toda decisión importante, uno necesita días para pensar y analizar, y decidí quedarme por muchos motivos y uno de los principales es que Pep me considera importante”, indicó.

”Estoy muy contento de estar acá, de estar con mis compañeros y de formar parte de este club, porque me tocó vivir momentos muy agradables, únicos e irrepetibles. Esto influyó mucho a la hora de decidir, pero el apoyo y la confianza de Pep fue la clave”, subrayó el argentino.

”Entendí que el club debía saber que estaba pensando en marcharme. Podría no haber dicho nada pero no creía que fuera lo más justo”, argumentó a su inicial intención de abandonar la entidad azulgrana.

”A la hora de valorar muchas cosas elegí continuar, porque tengo ilusión, y porque Pep cuenta conmigo; y también porque con la temporada empezada no era bueno abandonar el equipo”, agregó.

Consultado por Télam sobre si quedándose en el Barcelona podría poner en peligro su participación en la Copa América, a pesar de que el técnico del seleccionado, Sergio Batista, dijo que contaba con él juegue o no con el conjunto catalán, el zaguero argentino afirmó: “No siento que la decisión pueda perjudicarme”.

”En el fútbol es muy difícil adivinar que puede pasar en un futuro, a veces no sabemos que puede ocurrir en diez días. Obviamente, me interesa muchísimo estar con la Selección en la Copa América, y creo que no será un problema si trabajo y tengo más minutos en el Barcelona”, señaló.

”Hablé mucho con Batista y sé que tiene una buena consideración sobre mí, pero también entiendo que en el fútbol uno debe demostrar permanentemente en qué nivel está y más en la Selección argentina, donde hay muchos buenos jugadores en mi posición”, amplió.

Asimismo, Milito remarcó que su deseo es “competir” y con el apoyo de Guardiola es “más sencillo”. “Estoy muy mentalizado en quedarme y tengo mucha ilusión de ir entrando en el equipo en el futuro inmediato e ir teniendo más minutos”.

”Si no sintiera esto la decisión sería diferente, pero si uno consigue estar en una situación de privilegio como es estar en el Barcelona es difícil arriesgar. En el día a día no se encuentra tan fácilmente una armonía como la que existe en este grupo que hoy tengo suerte de formar parte”, apuntó.

Además, Milito consideró que su continuidad en el Barcelona “es importante para la Selección argentina, en la misma manera que lo fue para la Selección española la presencia de tantos jugadores del mismo equipo, porque eso da cierta ventaja”.

”En la Selección uno no tiene demasiado tiempo para entrenarse, y cuanto más seamos del mismo equipo mejor”, apuntó.

No obstante, Milito negó que su amigo y compañero en el Barcelona y la Selección, Lionel Messi, haya intercedido para que él se quede en el club catalán. “Fue una decisión muy personal y Leo no tuvo nada que ver”, precisó.

En cambio, Guardiola, quien le brindó su apoyo durante los 18 meses de recuperación tras su lesión de rodilla, que lo mantuvo alejado de las canchas desde abril de 2008 hasta enero de 2010, fue sin duda decisivo, insistió el defensor.

”Lo he dicho siempre, tengo una excelente relación con él, y sobre todo hay un elemento básico que es el agradecimiento que siento por su apoyo en los malos momentos”, remarcó.

”Yo vengo de un momento complicado y él ha sido muy importante, por una palabra, un gesto, por su aliento”, recordó sobre quien no sólo lo ayudó en el Barcelona sino que también lo respaldó públicamente y le brindó minutos cuando el zaguero argentino aspiraba a formar parte del seleccionado dirigido por Diego Maradona que participó del Mundial de Sudáfrica de 2010, algo que finalmente no consiguió.