·

Anuncian arribo de aviones con mayor capacidad de pasajeros

El gerente comercial de Aerolíneas Argentinas dijo que se está analizando “poner vuelos con aviones de fuselaje ancho, que se utilizan en vuelos internacionales con una capacidad de carga mayor que los que se utilizan en vuelos de cabotaje”

(Río Grande 16 de Enero de 2011)- La secretaria de Representación Oficial del Gobierno de Tierra del Fuego en Buenos Aires, Sandra Gárnica, y el concejal de Río Grande Gustavo Longhi,  se entrevistaron con representantes de la empresa Aerolíneas Argentinas quienes confirmaron que la firma “tiene la firme decisión de que lleguen aviones de mayor porte al aeropuerto de Río Grande”.

Al finalizar el encuentro, que tuvo lugar el pasado viernes en la sede porteña de Aerolíneas Argentinas, junto a los gerentes de Cargas y Comercial, de Aerolíneas Argentinas, Maximiliano Pozaric y Juan Pablo Lafosse respectivamente, Gárnica señaló que “es la continuidad de las gestiones que realizamos el día anterior con Aeropuertos Argentina 2000” para lograr un incremento de los vuelos que recepciona la estación aérea de Río Grande.

El gerente comercial de Aerolíneas Argentinas añadió que se está analizando “poner vuelos con aviones de fuselaje ancho, que se utilizan en vuelos internacionales con una capacidad de carga mayor que los que se utilizan en vuelos de cabotaje” y explicó que “esto sería una excepción por las circunstancias extraordinarias que se están dando en Tierra del Fuego por su demanda de carga”.

En tanto, Lafosse sostuvo que “esta reunión que hemos tenido tiene que ver con analizar la viabilidad de sumar operaciones”.

Por su parte, Longhi afirmó que “con la llegada de los Airbus, aeronaves de 300 plazas utilizadas para vuelos internacionales, se resolvería en gran medida la demanda que hoy está teniendo Río Grande”.

“Aerolíneas estaría dispuesta a poner tres vuelos semanales. De los aviones que hoy tienen 120 plazas se pasaría a contar con 300 y bodegas mucho más grandes. Así se atenderían las demandas de los ciudadanos y de los industriales. Por eso estamos muy contentos”, añadió el concejal.

Longhi destacó el problema de la conectividad de Tierra del Fuego con el resto del territorio continental que se hace especialmente visible en la cuestión aérea, pero también en la conexión terrestre para lo que recordó como una “necesidad imperiosa” y un “sueño dorado” que “los fueguinos tengamos la conexión marítima punto a punto por territorio nacional entre Santa Cruz y nuestra provincia”.

El elemento que faltaría es la existencia de una autobomba especial, que se está en vías de resolver a partir de las gestiones que se han encarado.

La secretaria de Representación en Buenos Aires informó además que las autoridades de la empresas “tienen la firme decisión de que llegue un avión de mayor porte al aeropuerto de Río Grande y posibilitar que los ciudadanos de esa ciudad puedan trasladarse fuera de la Provincia y que la industria radicada pueda trasladar sus productos y los insumos que necesita para producir”.

Estos vuelos llegarían en primera instancia a Ushuaia, “posteriormente, una vez que la ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil Argentina) le dé al aeropuerto de Río Grande la categoría ocho, actualmente tiene la cinco, para poder operar con aviones de esta envergadura”, aterrizarán en el aeropuerto del norte de la isla, aseguró la funcionaria.