·

Gobierno insta a no viajar a la frontera

Continúan los cortes en rutas chilenas y hay varios kilómetros de vehículos detenidos a la espera de cruzar el Estrecho de Magallanes, tanto en la isla como en el lado continental y las protestas podrían agravarse en las próximas horas.

(Río Grande, 16 de enero de 2011) –  El Gobierno de Tierra del Fuego advierte a la población que el conflicto social en Chile no ha cesado y recomienda no salir hacia la frontera por vía terrestre para cruzar al continente, hasta tanto el problema se resuelva en forma definitiva.

Advirtió además, que los cortes de rutas continúan y que esta tarde se registraban varios kilómetros de vehículos detenidos en las rutas chilenas a la espera de cruzar por el transbordador de personas que cruzaron hoy la frontera a pesar de la recomendación de las autoridades provinciales y nacionales.

Según informó Defensa Civil provincial, entre ayer y a primeras horas de esta tarde lograron cruzar entre el Continente y la Isla unas 3200 personas y alrededor de 400 vehículos, entre ellos, medio centenar de camiones, aunque la situación era incierta para miles de personas que esperan regresar desde el continente o intentando salir de vacaciones desde la Isla.

Ayer sábado ingresaron a Tierra del Fuego desde el continente en la única barcaza que funcionaba de forma condicionada por las protestas de asambleístas chilenos que se oponen al aumento del gas en ese país, un total de 758 personas y 217 vehículos y salieron desde la Bahía Azul 627 personas y 207 vehículos.

En tanto, durante esta mañana hasta las 16,20 ingresaron a Tierra del Fuego 456 personas, 49 camiones y 124 vehículos particulares y salieron hacia el continente 1407 fueguinos.

Tras momentos de fuerte tensión vivida anoche cuando la movilización de vecinos del sector chileno impedía a los argentinos llegar a las lanchas transbordadoras ubicadas en Bahía Azul y Punta Delgada, la situación se descomprimió en las últimas horas debido a que los manifestantes se alejaron de las rutas buscando refugio por las intensas lluvias que se extendieron durante toda la noche, lo que facilitó el ingreso y egreso de argentinos que esperaban desde hacía dos días poder cruzar el Estrecho de Magallanes por el único paso vía terrestre con que cuentan.

Sin embargo, la situación sigue siendo compleja para numerosas familias, por lo que el Gobierno de Tierra del Fuego gestionó ante su par de Santa Cruz, por intermedio del ministro de Gobierno,  Juan Carlos Barreto, alojamiento gratuito para fueguinos en un albergue de Río Gallegos, mientras duren los inconvenientes para regresar a la isla.

Fuentes del Ejecutivo de Santa Cruz explicaron que las posibilidades de conseguir alojamiento en la capital de la provincia vecina son “muy escasas”.

Asimismo, otros 26 comprovincianos fueron asistidos por el Gobierno de Magallanes, con alojamiento y comida, mientras dure la imposibilidad de transitar hacia las rutas.

Por las acciones conjuntas acordadas por los Gobiernos de Tierra del Fuego y Santa Cruz, defensa Civil de la provincia asistieron durante toda la jornada de ayer a los vecinos varados en el piquete de la zona continental chilena con leche, pañales y agua mineral, mientras que otras 40 personas de escasos recursos recibieron alojamiento gratuito en Río Gallegos.

El conflicto social en Chile continuaba latente a pesar de que las asambleas ciudadanas permitieron la salida de los argentinos que transitaban por sus rutas, aunque anunciaron que esta medianoche podrían retomar las medidas de fuerza.