·

Ríos y Peralta monitorean los hechos de Punta Arenas

La gobernadora Fabiana Ríos se contactó con su par de Santa Cruz, Daniel Peralta, para intercambiar información y articular tareas de asistencia a los viajeros afectados por el conflicto de la vecina región de Magallanes, Chile.

(Río Grande, 14 de enero de 2011) – La gobernadora Fabiana Ríos se contactó este mediodía con su par de Santa Cruz, Daniel Peralta, para intercambiar información y articular tareas de asistencia a los viajeros afectados por el conflicto de la vecina región de Magallanes, Chile.

La Mandataria propuso a Peralta intensificar la comunicación a los vacacionistas que circulan por la ruta nacional 3 hacia el sur, respecto a los acontecimientos en la zona de Punta Arenas y en el cruce por barcaza del estrecho de Magallanes.

Ríos está ocupada en anticiparse a lo que pueda ocurrir el próximo fin de semana, en que se aguarda una afluencia pico de personas en la zona en conflicto debido al millar de vehículos que se espera regresen a la Isla y a la cantidad similar que viaja al Continente, lo que implicaría a unas ocho mil personas.

Ríos mantuvo esta mañana una reunión con funcionarios de su gabinete para evaluar la marcha de los acontecimientos en Chile y estar al tanto de lo ocurrido con los fueguinos varados en Bahía Azul, Cerro Sombrero y Punta Arenas.

La noticia del funcionamiento temporal de la barcaza permitiendo que la totalidad de las personas que estaban esperando el cruce pudieran continuar viaje hacia el Continente o a la Isla, alivió la preocupación en el seno del Gobierno que sigue con atención la marcha de lo que ocurre.

En tanto, la subsecretaria de Relaciones Internacionales, Carolina Lavori, retomó desde primera hora del día los contactos con el Consulado argentino en Punta Arenas para coordinar acciones de asistencia a los fueguinos que debieron prolongar a la fuerza su estadía en esa ciudad.

Lavori gestionó ante el Gobierno de Magallanes alojamiento para algunas familias con hijos que debían dejar el hotel en el que se hospedaban, con apoyo del Consulado argentino que es quien tiene la competencia de atender la demanda de ciudadanos argentinos en esa localidad.