·

Investigan intoxicación de 40 trabajadores de un supermercado

La Dirección de Bromatología de la municipalidad de Ushuaia iniciará una investigación por la intoxicación, en apariencias por ingesta de alimentos en mal estado, que sufrieron unos 44 empleados del Supermercado La Anónima.

(Río Grande, 10 de enero de 2011) – El hecho ocurrió el pasado 31 de diciembre y los afectados fueron atendidos en el Hospital Regional Ushuaia. Desde el organismo municipal hubo molestias porque en su momento no se le dio intervención.

“En el día de la fecha vamos a tomar la determinación de programar alguna toma de muestre en el sector de elaboración sobre todo en la superficie de contacto de los alimentos”, aseguró la titular del organismo municipal, Marta Lesnaberes.

La funcionaria dijo que esa tarea se efectuará de modo preventivo, dado que la intoxicación por la que esos empleados fueron atendidos en el Hospital Regional Ushuaia ocurrió el pasado 31 de diciembre y no fueron convocados para hacer los análisis correspondientes. Si no hay restos de alimentos, aseguró, se han perdido las pruebas.

“No hemos tomado intervención. Me entero de ésta situación a través del Registro y Control de Alimentos de la provincia, en virtud de que la ingeniera a cargo del registro me llama solicitándome un análisis de toma de agua”, expuso.

Fustigó que no hayan sido llamados para tomar intervención, “cosa que pese a que nos corresponde porque el poder de policía nos corresponde por Constitución provincial y por otra parte la municipalidad es miembro de la comisión provincial de control y prevención de enfermedades transmitidas por alimentos”. “No sé lo que pasó porque recién tomo cartas en el asunto cuando me llama la ingeniera. Lo que conozco lo sé por comentarios que la ingesta fue de pollo arrollado. Según la profesional no había restos de comida cosa que desconozco”, explicó.

Si, dijo, tomamos intervenciones en analizar la muestras de agua cosa que hoy tendremos los protocolos peor por ahora está dando bien. “Si no hay resto de alimentos no hay pruebas y no podemos investigar nada. El viernes me llamó la directora de Epidemiología pidiendo disculpas por no haber hecho participar a Bromatología”, sostuvo.

Lesnaberes dijo desconocer si se ha interpelado a los empleados afectados en la elaboración y reconoció que el departamento a su cargo lo puede hacer. “Haremos nuestra investigación más allá de que estamos muy lejos de dilucidar cuál fue la causa”, afirmó.