·

Río Grande recibió en paz al nuevo año

El primer día de 2011 transcurrió sin incidentes, según el informe de la policía y con buen clima que permitió los esperados paseos al aire libre. Más de 9.000 personas salieron al campo aprovechando el feriado.

El sábado 1 de enero de 2011 transcurrió con bucólica calma en Río Grande, donde la crónica policial no arrojó accidentes ni hechos que lamentar, en el marco de los festejos de fin de año.

Según estimaciones oficiales, más de nueve mil personas pasaron el primer día del año en el campo, sin que se registraran accidentes mayores en las rutas y con saldo nulo en materia de incendios, apagados los tradicionales fuegos del asado en el bosque.

Con cielo poco nuboso durante toda la jornada, la temperatura alcanzó una máxima de 17,4 grados centígrados a las 19,00, con un viento que no superaba los 36 km/h, aportando un clima acogedor para el paseo campestre o la caminata por la playa, a la que muchos también se animaron.