·

Rousseff afirmó que será «la década de Brasil»

La presidenta electa Dilma Rousseff afirmó que su gobierno mantendrá el rumbo marcado por el crecimiento con distribución de renta, y aseguró que la presente será "la década de Brasil".

La presidenta electa Dilma Rousseff junto a Lula Da Silva

La mandataria, que asumirá el cargo el 1 de enero, dijo anoche al recibir el premio como la personalidad del año que entrega la revista IstoE que Brasil mantendrá el crecimiento económico en los próximos años.

«Este es nuestro momento, esta va a ser sin duda nuestra década», aseveró Rousseff en el evento que se realizó en San Pablo y que compartió junto al presidente Luiz Inácio Lula da Silva y al vicepresidente electo Michel Temer.

La ex ministra dijo que el país dará un «salto» en los próximos años y continuará en el camino de crecimiento con distribución de la renta, lo que según ella podrá lograrse sobre las bases construidas a lo largo de los dos mandatos de Lula da Silva.

Rousseff también destacó la importancia de la cultura en el proceso de evolución del país: “Brasil tiene que reconocer la fuerza y la importancia de la cultura en la formación de nuestra alma, de nuestra identidad como nación».

El trabajo en conjunto con los estados y con la sociedad también fue apuntado por la mandataria electa como una cuestión fundamental a la que apelará en su gobierno, según consignaron la estatal agencia Brasil y distintos diarios locales.

Rousseff participará hoy en la XL Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur, donde se presentará formalmente ante los mandatarios de la región, y mañana recibirá el diploma del Supremo Tribunal Federal que acredita su elección como jefa de Estado.

El presidente Lula da Silva se refirió a los avances de la economía durante su gestión al afirmar que «no existen milagros en economía. El desempleo alcanzó el nivel más bajo de la historia, Brasil se volvió uno de los destinos más elegidos por las inversiones».

«Mientras el mundo rico patina en desempleo y recesión, en Brasil el consumo de las familias crece», dijo el mandatario en el evento del que también participaron el presidente del Banco Central, Henrique Meirelles, y su futuro sucesor Alexandre Tombini.

También asistieron los gobernadores de Minas Gerais, Antonio Anastasia (PSDB) y de Río de Janeiro, Sergio Cabral (PMDB); y los ministros de Hacienda, Guido Mantega; de Comunicaciones Franklin Martins; de la Secretaría General, Luiz Dulci; y de Desarrollo, Miguel Jorge.