·

Falcioni se acerca a Boca y ya se habla de altas y bajas

Julio César Falcioni podría convertirse en los próximos días en el nuevo director técnico de Boca Juniors y ya comenzó el armado del plantel para el próximo torneo Clausura. El entrenador aún no arregló su desvinculación con Banfield.

Falcioni arregló los términos de su contrato con el club xeneize, similares a lo de su antecesor Claudio Borghi, pero aún tiene que arreglar su desvinculación de Banfield, lo que hasta el momento no consiguió pese a la buena voluntad de ambas partes.

En caso de destrabar su vínculo con Banfield, lo que se descuenta, el entrenador llegará a Boca con Javier Sanguinetti y Oscar Píccoli como ayudantes de campo; Gustavo Otero y Sergio Czechowicz como preparadores físicos y Néstor Lo Tártaro como entrenador de arqueros.

El presidente de Boca, Jorge Amor Ameal, ya habló con Falcioni sobre la integración del plantel y es casi un hecho de que se harán las cuatro incorporaciones que permite el reglamento en el receso entre los torneos Apertura y Clausura.

Boca traerá con seguridad un volante izquierdo y un delantero externo, en tanto se duda sobre las otras dos altas porque el abanico es más amplio. Puede ser un arquero, un zaguero central, un marcador de punta o un volante defensivo, y en esto será clave la condición física de Sebastián Battaglia, con una distensión del soleo izquierdo.

Para jugar como volante izquierdo se menciona a Walter Erviti y Pablo Guiñazú, y para acompañar a Martín Palermo en el ataque suenan Sebastián Fernández, Darío Cvitanich y Gonzalo Bergessio.

También fue ofrecido Matías Defederico. Como arqueros se habla de Sebastián Peratta y Mariano Andújar, como zagueros de Rolando Schiavi y Víctor López y como volante defensivo de Diego Rivero y Leonardo Ponzio.

Por el momento, no hay nombres en carpeta para el puesto de marcador de punta. Otro punto a resolver es cuál será el destino que tendrán dos delanteros que retornan de préstamos al exterior: Ricardo Noir (Barcelona de Guayaquil) y Gabriel Rodríguez (Ñublense de Chile).

Y entre los jugadores que podrían alejarse figuran el arquero Christian Lucchetti (hay interés de un equipo mexicano), el lateral Luciano Monzón (podría ir a préstamo a un club francés), los volantes Jesús Méndez, Matías Giménez y Damián Escudero (en la mira de otro club mexicano) y el delantero Pablo Mouche, quien podría ir a préstamo al Birmingham inglés.

Además, los dirigentes boquenses evalúan ceder a préstamo a juveniles con buenas condiciones pero sin chances de jugar en primera como el zaguero Gastón Sauro y el enganche Marcelo Cañete.

También deberán resolver qué hacer con otros jóvenes sin cabida en el equipo superior como Pablo D`Angelo, César Horst, Santiago Villafañe, Omar Alfonso, Leandro Aguirre, David Drocco, Exequiel Benavídez, Nicolás Colazo y Leandro Kuszko.

El plantel boquense retomará los entrenamientos el viernes 7 de enero en el predio de Casa Amarilla y el domingo 9 viajará a Tandil, a la Posada de los Pájaros, en donde realizará la pretemporada hasta el viernes 29. Durante el primer mes del año venidero Boca jugará el torneo de verano, en el estadio José María Minella de Mar del Plata, y se medirá el sábado 15 con Independiente, el sábado 22 con River Plate y el sábado 29 con San Lorenzo. Por último, el martes 2 de febrero jugará en Mendoza con River la copa Revancha, 10 días antes del arranque del Clausura.